El impacto de la suspensión liguera

La crisis del coronavirus afectará de manera profunda al Real Oviedo en múltiples aspectos

Jorge Menendez Vallina, durante la Junta de Accionistas del Real Oviedo
Jorge Menendez Vallina, durante la Junta de Accionistas del Real Oviedo

Oviedo

Las consecuencias de la pandemia global a causa del coronavirus afectarán a la totalidad de sectores económicos y sociales. El fútbol es solo uno más. No es ningún secreto que, en estos momentos, no es posible calcular de forma precisa cómo de honda será la huella de esta crisis. Solo es factible aventurar que será profunda. Desde la patronal del fútbol español se trata de enviar un mensaje de calma y la premisa sigue pasando por acabar la competición liguera a puerta cerrada si es necesario.

LaLiga ya ha realizado una serie de informes estudiando el peor de los escenarios, que no se vuelva a disputar ningún partido de la temporada, una decisión que amenazaría las finanzas del fútbol profesional español, salvo que se tomen una serie de medidas. En ese sentido, cabe reseñar que ni la patronal ni los clubes contaban con un seguro frente a este tipo de problemas.

Drástica reducción de ingresos

El Real Oviedo se encuentra en estos momentos en decimoséptima posición, empatado a puntos con el Albacete y el Deportivo de la Coruña. Solo por esta situación, los ingresos de los azules en concepto de reparto televisivo serán inferiores a los de la campaña pasada en los que alcanzó los 7,2 millones de euros. A este descenso habría que añadir la rebaja de la parte proporcional de las 11 jornadas que restan por disputarse en caso de que la temporada no pueda reanudarse. Estaríamos ante un duro golpe para las cuentas carbayones de cara al próximo curso. 

No terminan ahí los problemas. A esta cifra podría añadirse también una hipotética devolución por parte del Real Oviedo de la parte proporcional de los abonos de este curso, aunque el club azul todavía no se ha posicionado en ningún sentido. Una alternativa que manejan muchos equipos es ofertar algún tipo de descuento de cara la campaña para el año que viene. 

También hay que  tener presente que el cierre de comercios traerá consigo un descenso del consumo y la consecuente bajada en la venta de merchandising, otra de las patas de la economía oviedista y cuyos resultados son un gran estímulo para la entidad año tras año. 

Con este panorma, es obvio que tanto el Real Oviedo, como el resto de equipos del fútbol español, tendrá que hacer frente a una drástica reducción de gastos, principalmente en la masa salarial dedicada a los futbolistas profesionales. Todo ello sin incurrir en impagos a los jugadores o a Hacienda, situaciones que podrían desembocar en un descenso administrativo. 

Menéndez Vallina: «Ojalá todo se pueda reanudar pronto»

Pablo Fernández
Jorge Menéndez Vallina en El Requexón
Jorge Menéndez Vallina en El Requexón

«Nos preocupaba la salud de nuestros jugadores y los derechos de nuestros aficionados», dice el presidente del Real Oviedo

Después de que Francesc Arnau fuese la primera voz dentro del Real Oviedo en analizar la situación actual, Jorge Menéndez Vallina, presidente de la entidad, también habló del agravamiento de la crisis del coronavirus y la suspensión de las dos próximas jornadas en Segunda División. 

Impresiones

«Tiene que haber mucha calma. Debemos estar tranquilos, la salud es lo primero. El fútbol es lo más importante de las cosas que no tienen importancia. Hay que cumplir con las normas que nos dictan las autoridades».

«Nosotros empezamos a tomar medidas el lunes, aunque hubo gente que nos criticó. En cuanto a los partidos, pensábamos que lo mejor era que no se celebraran. Nos preocupaba la salud de nuestros jugadores y los derechos de nuestros aficionados a ver esos partidos».

Seguir leyendo

Comentarios

El impacto de la suspensión liguera