Arturo Elías y un mensaje de optimismo

El máximo accionista del Real Oviedo mantuvo una reunión por videoconferencia con los trabajadores del club

Videoconferencia del Real Oviedo
Videoconferencia del Real Oviedo
EFE

El máximo accionista del Real Oviedo, el empresario del Grupo CARSO Arturo Elías, mantuvo el lunes una videoconferencia con representantes del primer equipo, del consejo y diferentes departamentos del club, a los que quiso mandar un «mensaje de confianza y ánimo» de cara a superar la pandemia del coronavirus.

El empresario mexicano pudo conversar de primera mano tanto con el Consejo de Administración y el cuerpo técnico como con los capitanes de primer equipo (Saúl Berjón) y Vetusta (Josín Martínez) o los miembros de la dirección deportiva, pero quiso que estuvieran también incluidos en la reunión trabajadores del resto de departamentos, como comunicación, fisioterapia, administración, mantenimiento o marketing.

Más de 70 miembros de la entidad carbayona participaron de una videollamada que el propio Arturo organizó a través de una de sus aplicaciones de TELMEX y que este realizó desde su México natal, donde está pasando la crisis sanitaria, social y económica del Covid-19.

En la videoconferencia, Elías insistió en mandar a los suyos un mensaje de «fuerza y ánimo» para superar la situación y, además de interesarse por la salud de todos ellos, aprovechó la comunicación para destacar cómo siguen desempeñando su labor en la medida de las posibilidades dadas las circunstancias del confinamiento.

Desde el club, con el presidente Jorge Menéndez Vallina a la cabeza, los trabajadores de la entidad quisieron agradecerle al máximo accionista azul «el cariño, el respaldo, la cercanía y la confianza» con la que se dirigió a ellos en estos momentos «tan difíciles» para todos.

Antic, el técnico del telón de acero

Sergio Fuente

Luces y sombras de un entrenador que estuvo al mando del Real Oviedo en dos etapas clave. Por Sergio Fuente

Slavisa Jokanovic y Víktor Onopko. No, aunque lo parezca no son nombres de dos agentes especiales de dos naciones del otro lado del telón de acero, eran futbolistas. Los dos marcan de alguna manera las dos etapas de Radomir Antic al frente del Real Oviedo. Ambos fueron dos “buenos caprichos” del técnico serbio para el equipo azul. Antes de eso, y como si de un relato de suspense se tratara, el desaparecido hombre de fútbol llegó a Asturias gracias a la radio.

Tras su paso por el Zaragoza y el Real Madrid, Antic estaba de comentarista en Antena 3 Radio comentando partidos de la edición 92/93 de la Copa del Rey. El Real Oviedo decidió destituir a Javier Irureta, y buscó en la figura de Radomir al sustituto adecuado. Fue en la emisora donde el serbio se enteró de que volvería a ser entrenador. Logró salvar al equipo oviedista entre otras cosas merced a un triunfo ante el Barcelona de Cruyff por 1-0 gracias a un gol de Carlos. Pero sería en ese partido donde dejo muestras de su idea de fútbol.

Seguir leyendo

Comentarios

Arturo Elías y un mensaje de optimismo