El destierro del factor campo

El número de victorias visitantes se ha triplicado desde que volvió la Bundesliga. El Real Oviedo deberá jugar seis partidos de once en el Carlos Tartiere

Los futbolistas azules celebran uno de los tantos ante el Albacete
Los futbolistas azules celebran uno de los tantos ante el Albacete

Oviedo

El fútbol mundial continúa mirando a la Bundesliga, competición convertida en el banco de pruebas oficial para conocer las consecuencias de la nueva normalidad en el deporte rey. Y la Liga alemana no podía ser más contundente: al margen de las medidas de prevención y el estado físico de los futbolistas, el factor campo parece el gran perjudicado de todos los elementos relacionados con el balompié.

Con los cuatro encuentros disputados ayer martes, la primera categoría del fútbol alemán suma 22 partidos celebrados (un poco más de dos jornadas) desde el regreso de la competición. Y la estadística abruma: 3 victorias de los equipos locales, 7 empates y hasta 12 victorias de los conjuntos visitantes. Sí, 12. 

Si lo comparamos con las dos jornadas anteriores al parón (seis triunfos de los locales, cuatro de los visitantes y siete empates), el registro actual de victorias visitantes se ha triplicado, mientras que los triunfos locales se han reducido a la mitad. Indudablemente, la desaparición de la atmósfera habitual de los estadios está afectando al juego y el jugar lejos de casa ha cobrado menos importancia que nunca. Así es el nuevo fútbol y a esto se deberá acostumbrar el Real Oviedo.

El escenario azul

La 19/20 estaba siendo, desde el regreso del Real Oviedo al fútbol profesional en 2015, la peor temporada de los azules como local. Tan solo cuatro equipos, Racing, Alcorcón, Extremadura y Albacete, suman menos que los carbayones, cuyo balance es de 20 puntos: 4 victorias, 8 empates y 3 derrotas en 15 encuentros disputados en el Carlos Tartiere.

De las once jornadas que se quedan por disputar, el equipo de José Ángel Ziganda deberá jugar seis en su feudo y cinco a domicilio. «Habrá que medir porque la presión, tanto a favor como en contra, influye. Hay que enfocar ese relajamiento a la parte positiva. Tendremos que ver a quién afecta más esa falta de ambiente. El público siempre da un plus», decía el técnico azul en su última comparecencia ante la prensa. 

Hasta la fecha, el conjunto carbayón solo ha disputado un encuentro a puerta cerrada en toda su historia. Fue en diciembre de 2013, cuando los azules y el Racing de Ferrol disputaron una segunda parte sin público debido a que el encuentro se suspendió por un petardo lanzado desde la grada del Tartiere semanas antes. «Es una sensación muy extraña, como si fuese el partidillo de los jueves contra el filial», recordaba Álvaro Cuello, titular azul en aquel partido, para LA VOZ DE ASTURIAS.

El fútbol sin aficionados no es fútbol, algo en lo que coinciden aficionados, técnicos y jugadores, pero son estas las condiciones en las que todos los equipos, incluido el Real Oviedo, se deberán jugar su futuro en las próximas semanas. Once jornadas de un nuevo deporte, pero que computan como el anterior. El que se adapte antes, sobrevivirá. 

El calendario del Real Oviedo

Jornada 32: Real Oviedo-Ponferradina (Estadio Carlos Tartiere).

Jornada 33: Real Oviedo-Deportivo (Estadio Carlos Tartiere).

Jornada 34: Real Sporting-Real Oviedo (Estadio El Molinón).

Jornada 35: Real Oviedo-Fuenlabrada (Estadio Carlos Tartiere).

Jornada 36: Numancia-Real Oviedo (Estadio Los Pajaritos).

Jornada 37: Real Oviedo-Mirandés (Estadio Carlos Tartiere).

Jornada 38: Cádiz-Real Oviedo (Estadio Ramón de Carranza). 

Jornada 39: Real Oviedo-Las Palmas (Estadio Carlos Tartiere).

Jornada 40: Zaragoza-Real Oviedo (Estadio La Romareda).

Jornada 41: Real Oviedo-Racing (Estadio Carlos Tartiere).

Jornada 42: Elche-Real Oviedo (Estadio Martínez Valero).

Comentarios

El destierro del factor campo