Media salvación en noventa minutos

Pablo Fernández OVIEDO

AZUL CARBAYÓN

Jugadores del Oviedo celebran la victoria en El Molinón
Jugadores del Oviedo celebran la victoria en El Molinón Real Oviedo

El Real Oviedo, con un margen de error cada vez más pequeño, recibe al Mirandés con la necesidad de ganar si quiere mantener sus opciones

01 jul 2020 . Actualizado a las 09:25 h.

Tras el encuentro de esta tarde ante el Mirandés (Carlos Tartiere, 19:30 horas. Movistar LaLiga), al Real Oviedo le quedarán otros cinco partidos antes de finalizar la temporada. Para los azules, el duelo frente a los rojillos no es una final, pero sí puede marcar esa estrecha línea entre el milagro y lo más que posible. Con un Lugo-Mirandés a la misma hora, el empate del Deportivo y quién sabe los marcadores de Málaga y Albacete, sumar tres puntos mantendría al Oviedo en la pelea y con las opciones de todo. Sin embargo, no ganar pondría a los carbayones en una situación delicada, perdería otra bala en su estadio y, quién sabe, podría dejar de estar a tiro de los puestos que evitan el infierno. Mucho en juego. 

El Tartiere quiere ver un triunfo

Tres partidos jugados en el municipal ovetense desde la reanudación del campeonato y tres empates. Durante el confinamiento, Ziganda y sus jugadores veían básico mejorar los números como locales para cumplir pronto con el objetivo de la salvación. No se está haciendo y el sufrimiento, lógicamente, no ha desaparecido. Sumar es importante, pero la temporada ya ha entrado en esa fase en la que hacerlo de uno en uno no es suficiente. 

Y la receta no parece ningún secreto. Ser fiables cerca de la portería de Lunin y estar todo lo acertados que se pueda una vez se sobrepase la línea del centro del campo. Este Real Oviedo no está para mucho más. La calidad de los pases en las zonas de peligro y la chispa que les está faltando a los delanteros azules, a todos, se antoja clave para aprovecharse de un Mirandés que no es un equipo tan sólido como la Ponferradina, por ejemplo. Aunque el Deportivo tampoco lo era.