GALERÍA | Así fue el recibimiento al Real Oviedo

Cerca de un millar de aficionados azules acompañaron al autobús del primer equipo hasta el Carlos Tartiere

Recibimiento al Real Oviedo antes del derbi asturiano
Recibimiento al Real Oviedo antes del derbi asturiano
Tomás Mugueta
Oviedo

Mascarillas y, mientras se pudo, distancia de seguridad. Era la primera vez que la capital del Principado vivía un derbi asturiano a puerta cerrada y el oviedismo, al menos, quiso recibir a su equipo como en las grandes ocasiones. 

Un amplio dispositivo policial se instaló en la calle Alejandro Casona desde casi las 19:00 horas y los aficionados fueron llegando. De unas decenas se pasó rápidamente a la centena. Al final, cuando el autobús del Real Oviedo asomó a eso de las 20:00 horas, el gentío se acercaba al millar.

Las bengalas y los botes de humo hicieron acto de presencia y, junto a los infatigables cánticos, acompañaron al conjunto carbayón hasta el desvío al Carlos Tartiere. Los jugadores azules, dentro del vehículo, aporreaban las ventanas. El derbi asturiano ya había empezado. 

Comentarios

GALERÍA | Así fue el recibimiento al Real Oviedo