Alerta roja

Los carbayones, el tercer conjunto con más expulsiones en contra de la categoría

expulsion tarjeta roja Grippo Real Oviedo Logroñes Carlos Tartiere.Simone Grippo abandona el terreno de juego tras su expulsión ante la UD Logroñés
Simone Grippo abandona el terreno de juego tras su expulsión ante la UD Logroñés

Oviedo

No está teniendo suerte el Real Oviedo con las expulsiones en lo que va de curso. El conjunto de la capital del Principado se ha convertido en el tercer equipo con más tarjetas rojas en contra de toda la categoría. Una situación que se convierte en un verdadero hándicap para los de José Ángel Ziganda.

Aunque para el técnico navarro la roja de ayer significara estar más «replegados y haber cerrado más los espacios», lo cierto es que, en este fútbol actual, ya no se juega mejor con 10 que con 11, como popularizó Helenio Herrera. La Segunda División es una categoría táctica y tremendamente trabajada que exige el máximo a los equipos para poder vencer.

El Real Oviedo acumula 174 minutos con un hombre menos sobre el terreno de juego y 27 con dos. Demasiada ventaja para sus rivales. Las expulsiones impidieron dos victorias encarriladas ante Albacete y UD Logroñés. Ante el Fuenlabrada, la roja vista por Blanco Leschuk impidió un final de partido abierto para los azules, que se habían sobrepuesto al gran primer tiempo madrileño.

En números totales, el Real Oviedo es el tercer equipo con más expulsiones de la categoría. Solo superan a los asturianos el Girona, que suma 8, y el Alcorcón, con 6. Se da la circunstancia que los catalanes vieron tres tarjetas rojas en un mismo choque (ante el Almería) y dos ante el Mallorca.

Las notas: Punto en la jungla

Pablo Fernández
Los jugadores celebran el gol de Nahuel al Fuenlabrada
Los jugadores celebran el gol de Nahuel al Fuenlabrada

El Real Oviedo, que volvió a encajar de penalti y a quedarse con uno menos, empata ante un Fuenlabrada que llevó el partido a un escenario en el que fue superior

El mejor

Nahuel Leiva: 7. Lo tuvo complicadísimo. Ante un rival que mordía en cada centímetro del campo, los espacios desaparecieron en el pasillo interior y Nahuel tuvo que buscarse la vida cayendo a bandas. No empezó preciso el partido, pero poco a poco fue entrando en calor y asumiendo la iniciativa del ataque azul. Su gol se debe a su insistencia. Tras el descanso solo pudo trabajar sin balón.

El once

Femenías: 6. Seguro en los tiros lejanos del Fuenlabrada, no dando opción alguna en los rechaces, y en el juego aéreo, su debe estuvo en la lectura de juego. En varios balones largos a Kante y Nteka, el portero balear no midió bien y llegó tarde a la cobertura con sus centrales. Una de ellas acabó en la clara ocasión que falló Mula. Con el pie, el guardameta azul estuvo regular. 

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Alerta roja