Con Nahuel no llega

El Real Oviedo, liderado por el hispano-argentino, iguala ante el Málaga en un choque en el que desperdiciaron numerosas ocasiones de gol

Nahuel Leiva trata de superar a Ismael
Nahuel Leiva trata de superar a Ismael

Oviedo

No pudo ser. El Real Oviedo empató en su visita a La Rosaleda (1-1) en un partido en el que los azules fueron de menos a más y terminaron mereciendo el triunfo. Si los tres puntos no viajan en estos momentos hacia el Principado es, simplemente, porque la puntería fue esquiva para los atacantes oviedistas.

Muchas llegadas, muchos remates, muchas aproximaciones que no terminaron de cuajar. Todo ello dirigido por un Nahuel Leiva que se sigue mostrando como el líder ofensivo del equipo. Como ocurriera ante el Mallorca el fin de semana pasado, punto agridulce para los carbayones, que se quedaron a las puertas de una victoria que buscaron durante gran parte del choque. Los de la capital terminan la primera vuelta con 27 puntos en la zona media de la clasificación. Por delante, 15 días de descanso hasta su próximo choque ante la UD Logroñés.

Un mal inicio. Un equipo fantasma

Como era previsible, el míster oviedista apostó por el regreso de su equipo titular. La única novedad era la presencia de Lucas Ahijado en el lateral izquierdo en lugar de Mossa. El canterano azul fue uno de los más destacados durante todo el choque.

Aunque Cuco avisó que esperaba un partido similar al de Copa, lo que no estaba escrito en el guion era la cadena de errores que propició el 1-0 antes del cuarto de hora. Christian Fernández se hizo un lío en defensa que terminó en saque de esquina. En la ejecución, el Málaga se aprovechó de un 2 contra 1 en el que Nahuel no recibió ayuda alguna. Yanis se plantó solo en el área y batió a Joan Femenías con un fuerte disparo al segundo palo.

Doble error del Real Oviedo que le penalizó durante casi todo el primer tiempo. Tardaron en reaccionar los azules. Malgastaron casi media hora en hacerse con el dominio del choque. Pese a las llegadas y remates de Gustavo Blanco Leschuk y Lucas, no fue hasta el tramo final cuando llegaron las mejores ocasiones asturianas. Primero, en un gol anulado a Marco Sangalli por fuera de juego previo de Nahuel. Posteriormente, en un remate de cabeza de Javi Mier que se fue muy cerca del palo derecho de Dani Barrio, con el guardameta asturiano totalmente vencido.

Al descanso, la derrota momentánea ya era injusta. Las ocasiones se pintaban de azul, aunque el Málaga era una amenaza al contraataque. Por delante, 45 minutos para darle la vuelta a un choque que se había mostrado más que accesible.

Siempre Nahuel

Si alguien se está erigiendo como líder de este equipo, ese es Nahuel Leiva. El hispano-argentino se ha convertido en un futbolista vital en el esquema de Cuco Ziganda. Tras 45 minutos iniciales a gran nivel, el extremo encontró la recompensa del gol tras finalizar una destacable jugada entre Jimmy y Lucas. Un toque sutil para superar a Dani Barrio en su salida y poner algo de justicia en el marcador.

El gol no hizo más que abrir el partido. El Málaga salió del letargo en el que había entrado tras el 1-0, como si el choque hubiera terminado ahí. Los del Principado no se amilanaron. Si había una oportunidad de romper la mala racha en La Rosaleda, era esta temporada.

El arreón local no se tradujo en ocasiones. Fue el Real Oviedo, sin embargo, el que perdonó el segundo de la tarde. Gran pase de Jimmy para dejar a Nieto totalmente solo ante el portero. El lateral oviedista esperó demasiado, pensó en exceso y su definición se fue cruzada. Poco después, de nuevo el castellonense desaprovechó un buen contraataque que terminó con un centro demasiado pasado.

Un VAR, por fin, amigable

Se salvaron los azules en el minuto 78 de un penalti en contra por una mano en el área de Lucas. El colegiado, en primera instancia, señaló la pena máxima. Santiago Varón Aceitón, desde la sala VOR, avisó a Gálvez Rascón de su error, ya que el brazo del defensa estaba totalmente apoyado sobre el césped. Corregido el fallo, diez minutos por delante para buscar la victoria, ya con Borja Valle y Samuel Obeng sobre el terreno de juego.

Las cosas se pusieron algo más favorables con la expulsión de Alberto Escassi por doble amarilla. Disfrutó el ghanés de una gran ocasión, pero su punterazo fue desviado por Barrio gracias a una intervención sobresaliente. Intentó suerte también Borja Valle, pero su disparo se fue cerca del poste. Fue la última ocasión de los asturianos, que no pudieron romper el empate. Un botín escaso, visto los méritos de unos y otros sobre el terreno de juego.

Ficha técnica

Málaga CF: Dani Barrio; Ismael (Alexander González, min 82), Escassi, Lombán, Cristo; Joaquín (Orlando Sá, min 82), Ramón, Cristian Rodríguez, Yanis; Caye (Jairo, min 67), Chavarría (Juande, min 85).

Real Oviedo: Femenías; Nieto, Arribas, Christian Fernández, Lucas Ahijado; Sangalli, Jimmy, Javi Mier, Nahuel Leiva (Riki, min 89); Rodri Ríos (Samuel Obeng, min 75), Blanco Leschuk (Borja Valle, min 75).

Goles: 1-0 Yanis (min 13). 1-1 Nahuel Leiva (min 50).

Tarjetas: El colegiado David Gálvez Rascón amonestó al local Escassi (min 33 y min 84), y a los visitantes Rodri Ríos (min 25), Nieto (min 45+1) y Jimmy (min 82).

Incidencias: Estadio de La Rosaleda.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Con Nahuel no llega