Pandemia, salvación y nuevo proyecto: un año de Ziganda en el Oviedo

Pablo Fernández OVIEDO

AZUL CARBAYÓN

Ziganda en la sala de prensa del Carlos Tartiere
Ziganda en la sala de prensa del Carlos Tartiere Real Oviedo

Alfredo Ortuño, delantero del Albacete y exjugador azul, repasa para La Voz de Asturias sus meses en la capital del Principado junto al técnico navarro

19 feb 2021 . Actualizado a las 11:59 h.

La noticia saltaba en la tarde del 18 de febrero, pero de 2020: el Real Oviedo despedía a Javi Rozada como entrenador del primer equipo. Tres días después de caer en casa ante el Alcorcón, el club azul tomaba una decisión drástica y se jugaba la salvación a una última carta. El Oviedo, por entonces, sumaba 29 puntos y ocupaba puestos de descenso. La decisión de Francesc Arnau y el Grupo Carso no tardaría en conocerse ya que, a las 21:30 horas del mismo martes, José Ángel Ziganda era nombrado nuevo técnico de la nave carbayona.

Así empezaba la historia del Cuco en la capital del Principado. Hoy, un año después de su llegada, toca repasar estos 366 días liderando al primer equipo azul. Para ello, LA VOZ DE ASTURIAS habla con Alfredo Ortuño, delantero del Real Oviedo en la 19/20, y ahora jugador del Albacete. El ariete murciano, pichichi de los azules el pasado curso, repasa los meses que pasó a las órdenes de Ziganda, desde aquel primer partido en Lugo hasta su perspectiva de este nuevo Oviedo, pasando por la llegada del coronavirus.

El duro comienzo

«Pensé en que ya podía acertar en todas las decisiones que tomase, porque lo necesitábamos para salvarnos. Quedaba mucha temporada, pero había que acertar», afirma Alfredo Ortuño al ser preguntado por cómo reaccionó a la noticia de la llegada del Cuco. Cuatro días de trabajo en El Requexón y a jugar, esa fue la hoja de ruta de la primera semana. ¿El escenario? El Anxo Carro de Lugo, otro equipo inmerso de lleno en la zona baja de la tabla.