El División de Honor, casi condenado a luchar por el descenso

Los azules empatan en casa contra el Tropèzón y la salvación se queda a cuatro puntos

Real Oviedo juvenil Division de Honor Tropezon Tensi.Un instante del Real Oviedo - CD Tropezón de División de Honor
Un instante del Real Oviedo - CD Tropezón de División de Honor

Oviedo

El Real Oviedo de División de Honor prácticamente selló su sentencia en la mañana de hoy ante el CD Tropezón (3-3) y luchará por evitar el descenso. Los azules, que necesitaban una victoria para remontar el vuelo, igualaron ante el colista del grupo y se quedan a cuatro puntos de la salvación cuando solo restan dos partidos por disputar.

Toda la plana mayor de la entidad carbayona estuvo presente durante el choque. El consejo de administración al completo, César Suárez, Francesc Arnau, David Comamala y Roberto Suárez presenciaron el partido en las Instalaciones Tensi.

La situación es crítica. En juego, seis puntos por disputar ante Deportivo Roces y Atlético Perines. La salvación se encuentra a cuatro puntos y la marca el Real Avilés, que además tiene el golaveraje particular favorable. Los de la capital se han metido en un lío.

El partido fue un reflejo de la temporada. El División de Honor se adelantó en la primera parte con un claro 2-0 ante un equipo que apenas sumaba 9 puntos y 9 goles a favor hasta el día de hoy. En la última jugada del primer tiempo, los cántabros acortaban distancias y se iban a los vestuarios con 2-1.

El CD Tropezón igualó en los primeros minutos del segundo acto. El Real Oviedo supo reaccionar y se adelantó mediada la segunda mitad, pero, nuevamente, los cántabros volvieron a igualar instantes después. Demasiados fallos defensivos vuelven a condenar a los asturianos, que prácticamente tienen imposible la salvación en esta primera fase.

Carlos Hernández vuelve a la sala de espera

A. SUÁREZ
Carlos Hernández despeja un balón ante Andrés Martín durante el Real Oviedo - Rayo Vallecano
Carlos Hernández despeja un balón ante Andrés Martín durante el Real Oviedo - Rayo Vallecano

El central vuelve a esperar su momento tras superar una lesión que le apartó de la titularidad

Situación conocida por la que pasa Carlos Hernández (Jaén, 1990). El jienense no está viviendo su mejor momento en el Real Oviedo. Habitual en la zaga azul, esta campaña ha perdido la gran parte del protagonismo con el que había contado en sus tres temporadas anteriores en la capital del Principado.

El zaguero andaluz solo ha participado en 10 encuentros este curso (6 como titular) y apenas sobrepasa los 500 minutos de juego. Desde su llegada al club carbayón, Carlos no había bajado de 27 partidos como titular, marcando su récord en los 38 que disputó su primer año a las órdenes de Juan Antonio Anquela. Por aquel entonces, añadió 6 goles a su casillero particular.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El División de Honor, casi condenado a luchar por el descenso