Punto de inflexión

Un golazo de Nahuel Leiva permite al Real Oviedo lograr un empate merecido ante el Espanyol

gol Nahuel Espanyol Real Oviedo RCDE Stadium.Nahuel Leiva celebra con rabia su gol ante el Espanyol
Nahuel Leiva celebra con rabia su gol ante el Espanyol

Oviedo

El Real Oviedo entró al partido como el que va al matadero y salió de él con la sensación de haber perdido dos puntos (1-1). O, al menos, de haber desperdiciado una oportunidad única para doblegar a un Espanyol que se quedó muy pronto con diez futbolistas y que debió terminar el partido con nueve.

El empate de los de José Ángel Ziganda es un paso adelante. Un punto de inflexión para demostrar que, de aquí al final de la temporada, el de la segunda mitad es el camino que se debe seguir, dejando ya atrás la mala racha de juego y resultados. Toca refrendar esta imagen la jornada que viene ante otro gallito de la categoría, el Leganés.

Sorpresa hubo en la alineación de Cuco. El preparador azul mantuvo su apuesta por Lucas Ahijado en el lateral zurdo pese a la palpable mejoría de Mossa en el último tramo de campeonato. Además, Javi Mier aparecía en el once en lugar de Nahuel Leiva. Tanto el argentino como Borja Valle, iniciarían desde el banquillo en el RCDE Stadium.

Planteamiento timorato. Castigo tempranero

Lo habitual suele ser que el Real Oviedo plantee buenos partidos, pero que un error desmonte el plan. Ante el Espanyol, todo lo contrario. Los del Principado salieron a esperar, a recular, a no salir de su campo en el primer cuarto de hora. Ni siquiera a morder en la presión. El resultado fue un rival dominador que mostró todas las virtudes técnicas de sus futbolistas.

Raúl De Tomás jugó a placer y Adrián Embarba, parecido. Fue el ambiente idóneo para que los catalanes se adelantaran pronto en el marcador. RDT recibe muy liberado en la frontal, se deshace de Marco Sangalli y dispara fuerte con la pierna izquierda. Joan Femenías rechaza mal al centro y Óscar Melendo hace el primero sin oposición alguna.

Una roja que dibuja otro partido

El Real Oviedo trató de reaccionar, pero apenas profundizaba ante un Espanyol que se dedicó a esperar atrás y buscar espacios. Un par de acercamientos peligrosos de Rodri Ríos y otro de Javi Mier fueron lo más destacado en la primera mitad. Por lo menos, los azules se encontraban asentados en campo rival, algo que no se había conseguido en el primer cuarto de hora.

En los minutos finales del primer tiempo, Dídac Vilà fue expulsado por roja directa tras una dura entrada sobre Juanjo Nieto que el VAR mandó revisar al colegiado. El zaguero perico impactaba con dureza en el tobillo del alicantino y dejaba a su equipo con diez futbolistas con todo el segundo tiempo por delante.

Ziganda no espera y mueve el banquillo

Con un futbolista más y 45 minutos por delante, el navarro se decidió por dar entrada a Borja Valle en lugar de Mier. Un relevo ofensivo para un equipo que había pecado de inocencia durante el primer acto. El berciano acompañaría a Rodri Ríos en la punta de ataque.

El colegiado, valiente en la acción de la primera parte, echó por tierra su actuación pasado el cuarto de hora de la reanudación. Raúl De Tomás, amonestado y con acciones en las que se mostraba algo desquiciado, zancadilleó a Lucas Ahijado sin llegar a tocar el balón. Falta y amarilla. Trujillo Suárez amagó con pitar la falta para echarse atrás en el momento en el que se dio cuenta que tenía que expulsar al delantero.

¡Qué hiciste, Nahuel!

Redobló su apuesta Ziganda. Dio entrada a Gustavo Blanco Leschuk y Nahuel Leiva por Rodri Ríos y Lucas Ahijado. Christian Fernández pasaría al lateral y Edgar González al centro de la defensa. Junto a Tejera, Marco Sangalli y un Borja Sánchez más escorado a banda derecha.

Nahuel, en su primera acción con balón, encaró a la zara perica en un contraataque, se acomodó el esférico para su pierna derecha y soltó un latigazo que se coló por la escuadra de Diego López. Imparable y uno de los goles de la temporada para los asturianos.

El empate convirtió el partido en un correcalles que ambos equipos creyeron poder ganar. Cuco dio entrada a Samuel Obeng en lugar de Borja Sánchez, buscando todavía más mordiente en la punta de ataque. Una acción imprecisa de Valle y un disparo de Tejera desviado fueron los acercamientos más prometedores de los asturianos.

El Real Oviedo rescata un punto de un campo que se presumía prácticamente inexpugnable. Otro resultado más que debe reforzar la moral asturiana que en las últimas cuatro jornadas han sumado 8 puntos y se mantienen invictos. El próximo domingo, rendirá visita al Carlos Tartiere el Leganés.

Ficha técnica

RCD Espanyol: Diego López: Lluis López (Melamed, min 83), David López, Cabrera, Dídac Vilà; Bare, Darder (Pol Lozano, min 90); Embarba (Calero, min 46), Melendo (Dimata, min 71), Puado; Raúl De Tomás (Wu Lei, min 90) .

Real Oviedo: Femenías; Nieto, Grippo, Christian Fernández, Lucas Ahijado (Nahuel Leiva, min 64); Edgar González, Tejera (Mossa, min 90); Sangalli, Javi Mier (Borja Valle, min 46), Borja Sánchez (Obeng, min 79); Rodri Ríos (Blanco Leschuk, min 64).

Goles: 1-0 Melendo (min 9). 1-1 Nahuel Leiva (min 67).

Tarjetas: El colegiado Trujillo Suárez amonestó al local Raúl De Tomás (min 46), y a los visitantes Lucas Ahijado (min 53), Sangalli (min 78) y Grippo (min 83). Además, expulsó a Vilà por roja directa (min 38).

Incidencias: RCDE Stadium.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Punto de inflexión