Mossa, Lucas y la lucha por ser el socio ideal de Borja Sánchez

La estadística indica que el valenciano es uno de los laterales con mayor influencia ofensiva de la Segunda División. Por su parte, el ovetense será titular ante el Zaragoza

Mossa golpea un balón ante el Castellón, con Borja Sánchez detrás
Mossa golpea un balón ante el Castellón, con Borja Sánchez detrás

Oviedo

Ninguna demarcación de la plantilla del Real Oviedo, a excepción de la de central, ha estado tan disputada en lo que va de temporada como el lateral izquierdo. Mientras que Juanjo Nieto es, sin discusión, el dueño del carril derecho, Mossa y Lucas Ahijado llevan 26 jornadas luchando por el puesto en el lado contrario. Tras dos titularidades consecutivas, la sanción del valenciano vuelve a abrir paso al ovetense, que saldrá de inicio el domingo ante el Zaragoza (Carlos Tartiere, 21:00 horas). 

En una entrevista concedida a LA VOZ DE ASTURIAS hace unos días, Borja Sánchez, habitual extremo izquierdo del equipo de José Ángel Ziganda, explicó a la perfección que diferencias se encuentra dependiendo de quién es el lateral: «Lucas cada vez centra mejor con la izquierda, pero cuando juega él pues a mí me toca asumir un perfil más exterior, pegado a la banda. Mossa, al ser zurdo, tiende más a doblarme y llegar a línea de fondo y eso me permite estar por dentro».

Aunque Mossa, seguramente, ya no sea ese lateral diferencial que era cuando aterrizó en la capital del Principado, su contribución ofensiva de esta temporada no está siendo tan escasa como se cree. Con la ayuda de Smart Scouting Club, especialistas en el análisis del 'big data', analizamos el rendimiento del '23' carbayón y su influencia en el juego del Real Oviedo desde la banda izquierda. 

El último tercio, jardín de Borja Sánchez

Durante el presente curso, la evolución de las prestaciones del Real Oviedo cuando ataca en campo rival ha ido de la mano con el rendimiento de Mossa. El ex del Nàstic, cohibido en los últimos años a la hora de acercarse al área contraria y superar líneas a través del pase, dos de sus especialidades cuando llegó al Tartiere, se ha reinventado para ser más útil que nunca en el juego de los del Cuco. 

Fijándonos en el gráfico de Smart Scouting Club, en el que se recoge el rendimiento de todos los laterales de Segunda División que hayan disputado más de 500 minutos esta temporada, se puede observar que Mossa es el zaguero que más pases da en el último tercio del campo. El que más. Unos 8,6 por partido. Lucas Ahijado está en 3,9, menos de la mitad, mientras que Juanjo Nieto no pasa de 5. Si este último es más importante a la hora de romper presiones del rival a través de la conducción o de finalizar jugadas (suma cuatro asistencias, dos más que el valenciano), el rol de Mossa gana fuerza en la construcción del juego.

Gráfica que relaciona los pases claves por 90 minutos disputados y los pases en el último tercio de campo por 90 minutos disputados. En naranja, Mossa. En azul, Lucas
Gráfica que relaciona los pases claves por 90 minutos disputados y los pases en el último tercio de campo por 90 minutos disputados. En naranja, Mossa. En azul, Lucas

Además, en los llamados 'key passes', aquellos que crearon una oportunidad de gol que un compañero no pudo convertir, Mossa también navega entre la élite de la categoría: 0,77 por partido, solo superado en la división de plata por Akieme (Almería) y Cornud (Sabadell). En dicho apartado, Lucas está en 0,3 y Nieto en 0,4. Es decir, Mossa, sin aparecer tanto en el área rival, compite de tú a tú con jugadores como Marc Mateu (Castellón) o Fran García (Rayo), capitales en el sistema ofensivo de sus equipos. 

Las diferencias con Lucas

Que Mossa juegue a pierna natural y Lucas no es fundamental a la hora de analizar el juego de ambos y su influencia en el Oviedo de Ziganda. En la izquierda, toda acción pierde naturalidad para el ovetense, desde el control más básico hasta ofrecer una línea de pase. Ahijado gana enteros cuando el juego se desboca y le permite, gracias a su potente arrancada, ganar metros con o sin balón, pero sufre un mundo ante defensas posicionales.

En dicho terreno, la figura de Mossa cada vez es más importante para Borja Sánchez y Sergio Tejera. El '10' lo necesita para realizar ese movimiento 'fuera-dentro' que tanto le gusta, ya que la presencia de Mossa condiciona a las defensas rivales y suele arrastrar una marca. Por su parte, una de las situaciones favoritas de Tejera, y que más peligro causan en campo rival, son sus caídas a la banda izquierda. A partir de ahí, se generan superioridades que Mossa, sobre todo por su capacidad de pase, aprovecha mejor que Lucas.

«He mejorado bastante con la pierna izquierda, no es fácil cambiar tanto el perfil. Me intento adaptar y creo que poco a poco voy mejorando», dijo Lucas este jueves en sala de prensa. Ante el Zaragoza, el domingo, tendrá una nueva oportunidad desde el carril zurdo. 

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Mossa, Lucas y la lucha por ser el socio ideal de Borja Sánchez