Borja Sánchez: «¿Mi renovación? Ya se está hablando y ojalá pronto sea una realidad»

La Voz de Asturias charla con el '10' del Real Oviedo, uno de los futbolistas claves del proyecto carbayón. La temporada, el juego del equipo y su futuro en el Tartiere

Borja Sánchez
Borja Sánchez

Oviedo

Tardó mucho, quizá demasiado, en aterrizar en el primer equipo. Cuando lo hizo, le tocó sufrir la temporada más complicada del Real Oviedo en los últimos cinco años. Ahora, ya asentado en el once titular azul, Borja Sánchez (Oviedo, 1996) quiere ir a más. LA VOZ DE ASTURIAS charla con el futbolista ovetense, clave en el proyecto carbayón, sobre la temporada del equipo, el coronavirus y las últimas semanas marcadas por los malos resultados. También, claro está, sobre su futuro. Un adelanto: está más cerca que nunca de quedarse en la capital del Principado.

-Empecemos por la salud. ¿Cómo está tras superar el coronavirus?

-Ahora ya me encuentro muy bien y toca coger el ritmo. Al volver a entrenar me noté diferente, eso es evidente. Tuve síntomas fuertes durante tres o cuatro días y después la recuperación no fue de un día para otro.

-Ya no se trata solo de volver, ¿no? Imagino que requiere un tiempo.

-Empecé haciendo bicicleta en casa y el cuerpo no respondía como antes. Semanas después, ya cuando había vuelto a entrenar en El Requexón y en teoría estaba bien, tuve unas molestias respiratorias. Di un par de pasos hacia atrás y me generó un poco de ansiedad. No me encontraba bien y me costó. Además, el equipo estaba perdiendo. Es un virus agresivo y en el deporte de alta intensidad se nota.

-Segundo tema: su renovación. Acaba contrato en 2022, ¿alguna novedad?

-Llevaba pendiente demasiado tiempo y, por fin, ya se está hablando. Ambas partes tenemos posturas muy cercanas y esperemos que en breve sea una realidad.

-¿Tuvo ofertas de otros equipos el pasado verano?

-Sé que hubo equipos interesados, pero ya sabes que del interés a que se produzca realmente un movimiento hay un trecho. Para mí es muy importante estar en mi casa, en Oviedo. Marcharme no es mi prioridad y eso hace que muchos contactos se ralenticen. Quiero renovar en el Oviedo y esperemos que se confirme en no mucho tiempo.

-Pasemos al fútbol. ¿Fue la pasada, la del Lugo, una semana tensa?

-Las dinámicas son muy importantes y muchas veces, independientemente del juego que realices, te hacen ganar o perder partidos. Nos preocupaba la situación porque ya eran muchos partidos sin ganar, pero nunca perdimos la confianza. El lunes no estuvimos a nuestro mejor nivel, pero sí a uno que nos permitió ganar a un rival muy incómodo. Ojalá nos sirva para seguir mejorando, empezando por el partido en Fuenlabrada.

-¿Qué pensó cuando el Lugo marcó el 0-1?

-Que había que remar. El momento ya era delicado y encima empiezas perdiendo. Pues a remar. A pesar del varapalo que puede suponer un gol, creo que todos sabíamos que seguíamos muy metidos en el partido.

-El empate fue un golpe de suerte, pero es que hacía mucho tiempo que el Oviedo no tenía uno.

-Hay jugadas y detalles que marcan partidos e incluso dinámicas. Ese penalti fue un punto de inflexión en el encuentro, sin duda.

-El significado de la victoria se explica viendo la celebración del equipo.

-Era importante para todos. También para el míster, que lo pasó mal estando fuera del equipo las últimas dos semanas. Ojalá nos sirvan esos tres puntos para el futuro más cercano.

-¿Siempre está presente en el ambiente todo lo que sufrieron la temporada pasada?

-Cuando encadenas tantos partidos sin ganar vuelven los fantasmas, es así. También tenemos la experiencia del superar una situación tan límite. Son las dos cosas. Creo que todavía estamos a tiempo de todo y de hacer las cosas mucho mejor. Partimos siempre de este lunes ante el Fuenlabrada y no miramos más allá, pero ojalá optemos a cosas mejores.

Borja Sánchez
Borja Sánchez

-Crisis de resultados, pero también de juego. ¿A qué se debe?

-El equipo se desinfló por varios motivos y uno fue la falta de jugadores. Tuvimos varias lesiones e, individualmente, todos bajamos el nivel. Si recuperamos esa frescura, el equipo irá para arriba.

-El problema del balón parado.

-Estoy de acuerdo con el míster: el balón parado en los entrenamientos es otro mundo al lado del de los partidos. Está claro que hay que mejorarlo porque en esta categoría, y en todas en general, esas acciones te quitan puntos cada jornada. Hay que estar mucho más concentrados. Todos. Ante el Lugo ya estuvimos mejor.

-Hubo algún córner en el que se juntaron hasta 13 futbolistas en el primer palo.

-Recuerdo ese momento. Y la tensión se notaba, eh. Tres saques de esquina de manera consecutiva y justo tras varias jornadas en las que habíamos encajado gol de esa manera. Lo defendimos muy bien y con tanta gente en poco espacio es complicado.

-El equipo estuvo muy pendiente de Femenías.

-Atrapó dos balones fundamentales. Que el portero tenga esa confianza para salir en las acciones a balón parado y ayudar a la defensa es clave. Nos dio mucho.

-Hábleme de Blanco Leschuk.

-Lo considero un jugador clave en este Oviedo. Hace el partido muy incómodo a la defensa rival y nos ayuda no solo en el juego directo, también cuando el balón está en el suelo. Creo que necesitábamos una figura así.

-Es el delantero centro y lleva cuatro goles. ¿Le está afectando al juego?

-Sabemos que los goles son rachas. Evidentemente él no está cómodo con el hecho de llevar tiempo sin marcar, pero es que nos ayuda mucho. El gol llegará, seguro.

-Se suele hablar mucho del orden defensivo. ¿También existe un orden ofensivo?

-La faceta ofensiva siempre depende de la inspiración de cada uno, pero nosotros entrenamos muchos movimientos de ataque. Y creo que se está viendo esta temporada. También va en función de cómo te defienda cada rival, pero siempre tratamos de ocupar los espacios y de ir variando, unas veces romper al espacio y otras dar apoyos cortos.

-Mossa y Lucas se están turnando en el lateral izquierdo. ¿Cómo repercute en su juego?

-Me he encontrado cómodo con los dos, aunque está claro que son dos perfiles diferentes. Lucas cada vez centra mejor con la izquierda, pero cuando juega él pues a mí me toca asumir un perfil más exterior, pegado a la banda. Mossa, al ser zurdo, tiende más a doblarme y llegar a línea de fondo y eso me permite estar por dentro.

-¿Esas escapadas de Tejera a la banda izquierda están entrenadas o son fruto de la improvisación?

-Es uno de los aspectos que entrenamos, es cierto. ‘Teje' es zurdo y para él es muy cómodo venir a la banda y crear superioridades. En Zaragoza, por ejemplo, un gol llegó así. Esperemos que sigan surgiendo esas conexiones.

Borja Sánchez
Borja Sánchez

-Vayamos a lo individual. ¿En qué cree que está mejorando o ya ha mejorado?

-Creo que ciertos aspectos referidos al orden defensivo ya los he adquirido de forma más plena y consciente. Ya no solo es hacer el esfuerzo, también cómo hacerlo. En eso he crecido un montón. Acabé bastante bien la primera vuelta y espero que a partir de ahora vuelva a dar otro paso para ayudar al equipo.

-¿Con qué partido suyo se queda de esta temporada?

-Pregunta difícil, eh. En la primera vuelta hice partidos buenos de cara al cuerpo técnico y al trabajo colectivo, pero que no fueron tan vistosos. De esos otros están las victorias ante Las Palmas, Castellón o Tenerife. Ahí disfruté mucho con balón. 

-Y a nivel colectivo, ¿cuál fue el mejor partido del Oviedo de Ziganda?

-Tenerife y Almería, por decir uno que acabó en victoria y otro que acabó en derrota. Ambos fueron muy completos. Lo normal es que la gente valore en función del resultado, pero es que ha habido varios en los que estuvimos muy bien y no conseguimos ganar.

-Conocía a Javi Mier de la época en el filial. ¿Le está sorprendiendo?

-Javi es un jugador de mucho ritmo e intensidad en todas sus acciones. Y lo más importante, es capaz de aguantar dicho ritmo durante muchos minutos. Y sabe jugar al fútbol. Ya me sorprendió hace años, cuando lo conocí siendo juvenil. Lleva mucho tiempo haciéndolo bien por semana y va a más.

-De los fichajes que llegaron. ¿quién le llamó más la atención?

-Nahuel es un jugadorazo. Ya me sorprendió la temporada pasada, cuando conseguimos en Tenerife la primera victoria del curso. Un partido en el que sufrimos un montón, por cierto. Nahuel salió en la segunda parte y casi nos la lio.

-Si le dicen en verano que Riki se va a ir en enero tras jugar un solo partido como titular, ¿se lo cree?

-En el fútbol nunca sabes. Hay veces que cuesta asomar la cabeza, en su día a mí también me costó mucho. Hablamos bastante sobre el tema, sobre todo en las primeras jornadas en las que no participó nada. Riki me parece un futbolista tremendo y además tengo una relación fantástica con él. Nos dio mucha pena que se fuese. Quizás este no era su momento, o sí, quién sabe. Ahora lo está haciendo bien en Santander y seguro que el año que viene volverá a Oviedo para ser un jugador importante.

-¿Cómo ve a Juanjo Nieto? No es una situación sencilla.

-No es fácil, no. Por mucho que un jugador solo piense en lo que pasa en el campo, hay cosas que afectan. No deja de ser tu futuro profesional y de tu vida, básicamente. Estar estable y tener todo claro es clave. Me preocupo por él, quiero que esté bien. Ya el otro día hizo un golazo y ojalá siga dando su máximo nivel aquí.

-Y el lunes, Fuenlabrada. Jugó allí en su primer año sénior.

-El club ha cambiado muchísimo. Siguen varios directivos y alguna gente del personal, pero en cuanto a jugadores creo que ya no queda nadie. Guardo mucho cariño al Fuenlabrada, fue un año muy bonito e importante para mí. La temporada pasada no pude volver porque no me convocaron y espero con ilusión el partido del lunes. Y ojalá acabe con victoria visitante.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Borja Sánchez: «¿Mi renovación? Ya se está hablando y ojalá pronto sea una realidad»