La Pizarra: El bloqueo del Oviedo

Analizamos en cinco claves la derrota del conjunto carbayón ante el Leganés

José Ángel Ziganda, durante el Oviedo-Leganés
José Ángel Ziganda, durante el Oviedo-Leganés

Oviedo

Gustavo Blanco Leschuk malacostumbró al Real Oviedo. Durante meses, el delantero argentino fue la solución a muchos de los problemas del conjunto carbayón en salida de balón. El juego directo sobre el Tiburón comenzó siendo un recurso más, pero llegó a ser una premisa fundamental en los planes de José Ángel Ziganda. El Cuco intentó ampliar el abanico de opciones y el Oviedo, en ciertos partidos, consiguió encontrar una vía de escape que no se basaba en el balón largo a su punta. Pero ahora, ya en marzo, los azules no atraviesan el mejor de los momentos en cuanto a juego y en partidos como el del domingo ante el Leganés, cuando se encuentran con un planteamiento destinado a sacar a relucir todas tus carencias, la ausencia de Leschuk se nota más que nunca. Asier Garitano lo sabía. Eso sí, la falta de competitividad defensiva hizo el resto.

La presión del Leganés

Aunque el primero de los grandes errores defensivos del Real Oviedo llegase pasado el minuto 10, cuando Javi Hernández consiguió el 0-1, el Leganés sacó a relucir los problemas en salida de balón de los azules desde el primer momento. Garitano saltó al césped del Carlos Tartiere con una pirámide formada por tres centrales, dos carrileros, un trivote en el centro del campo y dos delanteros. ¿El objetivo? Desactivar a Sergio Tejera, impedir el avance del Oviedo por los costados y vigilar, sobre todo, el flanco izquierdo de los azules. Si el catalán, Mossa y Borja Sánchez no encontraban la salida, el Leganés tenía medio trabajo hecho. Y así fue. 

Inicio de juego del Oviedo. 1-Tejera, encerrado por el triángulo del Leganés. 2-3-4: Rubén Pérez, Pardo y Eraso
Inicio de juego del Oviedo. 1-Tejera, encerrado por el triángulo del Leganés. 2-3-4: Rubén Pérez, Pardo y Eraso

La doble punta de los pepineros no ponía trabas a la salida de Grippo, Christian y Edgar, pero a partir de ahí les negaba cualquier opción. Tejera siempre acababa atrapado en el centro de un triángulo formado por Rubén Pérez en la base, Pardo en la izquierda y Eraso en la derecha. A su vez, los dos interiores estaban pendientes tanto de saltar a la presión de Sangalli y Mossa. Por su parte, Palencia y Javi Hernández, carrileros, se encargaban del marcaje de Borja Sánchez y Juanjo Nieto, los jugadores exteriores más profundos en el cuadro azul. Por último, Tarín y Miquel, centrales junto a Sergio González, saltaban sin problema para perseguir la marca de Nahuel y Rodri. La circulación de balón no era fluida y, cuando no había pérdida en el pase, la solución era un balón largo al punta. Sin Leschuk, el Leganés siempre salió vencedor.

Inicio de juego del Oviedo: 1-Tejera, tapado. 2-3-4: Rubén Pérez, Pardo y Eraso. 5-Javi Hernández, con Nieto. 6-Miquel, con Nahuel
Inicio de juego del Oviedo: 1-Tejera, tapado. 2-3-4: Rubén Pérez, Pardo y Eraso. 5-Javi Hernández, con Nieto. 6-Miquel, con Nahuel

Un Oviedo anticompetitivo

Mientras, el Leganés no se complicaba lo más mínimo cuando le tocaba armar la jugada. Pichu Cuéllar mandaba a sus futbolistas ganar metros y la posición de Borja Bastón, fortísimo en el juego directo y de espadas, determinaba la colocación de sus compañeros. El 0-1 nace así, con un golpeo largo del portero que el delantero madrileño, con la marca de Christian encima, consiguió dejar de cara a la segunda línea. A partir de ahí, el ataque del 'Lega' comenzó a jugarse en campo del Oviedo. 

Origen del primer gol: 1-Bastón, superando a Christian, recibe un pase largo de Cuéllar e instala al Leganés
Origen del primer gol: 1-Bastón, superando a Christian, recibe un pase largo de Cuéllar e instala al Leganés

El balón llegó a la izquierda y ahí estaba Rubén Pardo, que durante muchas fases del encuentro se acomodó en el flanco izquierdo con el objetivo de crear superioridades junto a Javi Hernández. Realizaron una pared que desactivó por completo a Sangalli, Pardo dribló fácil a Nieto y el propio Javi Hernández, libre de la marca de Sangalli, recibió solo en la frontal. Regateó con un par de toques a Tejera y Edgar y sacó el tiro. Una jugada totalmente anticompetitiva cerca de Femenías que, ante equipos como el Leganés, raro es que no acabe en gol. 

La jugada acaba en la izquierda. 1-Rubén Pardo escorado, generando la superioridad y encarando a Nieto. 2-Javi Hernández, autor del gol, avanza y Sangalli no persigue la marca
La jugada acaba en la izquierda. 1-Rubén Pardo escorado, generando la superioridad y encarando a Nieto. 2-Javi Hernández, autor del gol, avanza y Sangalli no persigue la marca

El plan del Leganés

Cosas del fútbol, y casi sin esperarlo, el Oviedo gozó de la mejor ocasión de la primera parte pocos minutos después del 0-1. Desajuste del rival en un saque de banda, centro de Nieto desde la derecha y remate fallido tanto de Borja como de Rodri. Nada más de los azules cerca de Cuéllar. Los de Ziganda seguían sin encontrar la fórmula para instalarse en campo rival y el partido era una cadena de fallos en salida que casi siempre acababa de la misma forma: con el balón en las botas de un jugador del Leganés.

Juego directo del Leganés. 1-Bastón, en la disputa con Christian. Eraso y Arnáiz, pendientes de la segunda jugada que acaban ganando
Juego directo del Leganés. 1-Bastón, en la disputa con Christian. Eraso y Arnáiz, pendientes de la segunda jugada que acaban ganando

El conjunto madrileño jugaba en largo a Bastón, se hacía fuerte en la segunda jugada y después aprovechaba la superioridad numérica en el centro del campo para dormir el ritmo del encuentro, esperar el mejor pase o atacar la debilidad del Oviedo. Mientras que Arnáiz y el propio Bastón se fajaban ante los centrales y se encargaban del trabajo sucio, los carrileros del Leganés se ponían las botas. Hasta en dos ocasiones, muy claras ambas, Palencia sacó el centro desde el costado derecho y encontró a Javi Hernández en el segundo palo. El exoviedista, en todas sus apariciones en ataque, superó a Nieto y Sangalli. 

Superioridad del Leganés en campo rival. Pase de Tarín, central. 1-2-3: Pérez, Pardo y Eraso. 4-Doble pivote del Oviedo.
Superioridad del Leganés en campo rival. Pase de Tarín, central. 1-2-3: Pérez, Pardo y Eraso. 4-Doble pivote del Oviedo.

El lado fuerte del Oviedo, capado

Como decíamos en el primer párrafo, Eraso era la pieza clave en ese engranaje defensivo dedicado a bloquear al Oviedo por el costado zurdo. Mientras que Pardo se dedicaba más a tapar el pase por dentro, Eraso no tenía reparos en caer más hacia banda para negar el avance a Mossa, que veía como tanto Tejera en el centro como Borja en la banda estaban tapados. Hacia la media hora del encuentro, el conjunto carbayón salió desde atrás por primera vez en el encuentro y, cómo no, la jugada acabó en el flanco izquierdo. Pasado el minuto 35, llegó la primera combinación entre Mossa y Borja. Demasiado tarde.

Ataque del Oviedo en la izquierda. 1-Mossa, con 2-Eraso pendiente. 3-Borja, encimado por Palencia, realiza movimiento fuera-dentro. 4-Espacio generado por Nahuel y Tejera
Ataque del Oviedo en la izquierda. 1-Mossa, con 2-Eraso pendiente. 3-Borja, encimado por Palencia, realiza movimiento fuera-dentro. 4-Espacio generado por Nahuel y Tejera

El ovetense se zafó de la marca, aprovechó unos metros de despiste en el engranaje del Leganés y realizó el desmarque hacia dentro. Mossa lo encontró y la grieta ya estaba perforada. Por primera vez en el encuentro, Borja Sánchez encaraba la frontal del área del Leganés en ventaja. La jugada acabó con un centro desde la derecha de Juanjo Nieto que no llevó mucho peligro. Desgraciadamente para el Oviedo, el partido no volvió a ver en acción al recurso ofensivo más peligroso de los azules. 

1-Borja, tras recibir el pase de Mossa, encara la frontal del Leganés
1-Borja, tras recibir el pase de Mossa, encara la frontal del Leganés

El segundo pecado y el mismo guion

Llegó el descanso y, en la segunda jugada de la reanudación, Javi Hernández volvió a nutrirse de la falta de talento defensivo del Real Oviedo. Tras un saque de banda, Mossa estuvo poco contundente y perdió el duelo con Sergi Palencia. El carrilero avanzó por la línea de fondo y, en el momento en el que tuvo que poner el centro, la defensa carbayona tenía superioridad numérica. No sirvió de nada. Christian tapaba el primer palo, pero ni Grippo ni Nieto siguieron la marca de Arnáiz y Javi Hernández, respectivamente. 0-2.

Jugada del 0-2. Izquierda: 1-Mossa pierde el duelo con Palencia. Derecha: 1-Centro de Palencia. 2-Arnaiz, que remata. 3-Javi Hernández, que acaba marcando. 4-Christian y Grippo, este último sin marcar. 5-Nieto, sin mirar a la marca
Jugada del 0-2. Izquierda: 1-Mossa pierde el duelo con Palencia. Derecha: 1-Centro de Palencia. 2-Arnaiz, que remata. 3-Javi Hernández, que acaba marcando. 4-Christian y Grippo, este último sin marcar. 5-Nieto, sin mirar a la marca

El partido le dio una oportunidad al Oviedo cuando los de Ziganda no habían hecho casi nada para merecerla y Tejera puso el 1-2 desde los once metros. El escenario no cambió: la pirámide del Leganés seguía negándole cualquier opción ofensiva a los azules, el juego directo sin Leschuk no tenía sentido y los jugadores desequilibrantes del Oviedo seguían sin poder aparecer. Ya sin Borja Sánchez sobre el césped, y con Bolaño expulsado a 20 minutos del final, el plan azul se centró en el juego directo sobre Blanco Leschuk.

Posicionamiento del Leganés cuando el Oviedo tiene el balón: 1-Defensa de cinco. 2-Trivote y 3-Doble punta
Posicionamiento del Leganés cuando el Oviedo tiene el balón: 1-Defensa de cinco. 2-Trivote y 3-Doble punta

El argentino, al que le cuesta un mundo entrar en los partidos cuando es suplente, compitió un par de balones y no se hizo fuerte hasta la recta final del encuentro, cuando las fuerzas flaqueaban en el Leganés y la presión ya no era tan eficaz. Fue rozando el minuto 90 cuando bajó un balón largo de Grippo, Tejera recibió en campo rival y Nieto consiguió forzar una falta. Después llegó el córner que acabó en un remate en propia de Tarín al larguero. Esa fue la mejor ocasión de todo el segundo tiempo para el Real Oviedo. Nada más. El 1-3, con el Leganés aprovechando la desidia de la zaga azul, fue anecdótico. 

Origen de la última ocasión del Oviedo: 1-Blanco Leschuk recibiendo pase largo de Grippo e instalando al equipo en campo rival
Origen de la última ocasión del Oviedo: 1-Blanco Leschuk recibiendo pase largo de Grippo e instalando al equipo en campo rival

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

La Pizarra: El bloqueo del Oviedo