La Pizarra: Carencias recurrentes

Pablo Fernández OVIEDO

AZUL CARBAYÓN

José Ángel Ziganda, antes del Oviedo-Girona
José Ángel Ziganda, antes del Oviedo-Girona Real Oviedo

Analizamos en cinco claves la derrota del Real Oviedo ante el Girona

28 abr 2021 . Actualizado a las 12:00 h.

A nadie que haya seguido de cerca la temporada del Real Oviedo le puede sorprender el partido que los azules realizaron el pasado domingo ante el Girona. Desde hace ya más tres meses, el equipo de José Ángel Ziganda es eso: un equipo al que le cuesta un mundo no ya generar ocasiones, sino instalarse en campo rival. Además, en el Tartiere, rara vez se juega el partido que había entrenado el Cuco. Los azules, eso sí, son un conjunto que se sabe replegar y armarse para que el rival no le haga daño, pero errores hay casi siempre y el gol es una amenaza permanente. Así llegó el tanto de Yoel Bárcenas y la sufrida victoria de los de Francisco

Un Girona casi inofensivo

El partido arrancó con un Girona que, a pesar de las bajas, no renunció a su sistema de tres centrales y supo tener el balón primero y robarlo después. El Oviedo no estaba cómodo con lo segundo, pero sí con lo primero. Obeng y Blanco Leschuk dejaban tocar a los tres centrales visitantes y su mayor preocupación era que Cristóforo no recibiese a su espalda. El uruguayo, al no poder superar dicha línea, recibía por delante de la doble punta azul y a partir de ahí se encargaba de lanzar el juego.

Los carrileros del Girona aportaban amplitud, pero no profundidad, así que los costados azules defendían con comodidad. Mientras, en el carril central el doble pivote del Oviedo no permitía ni un metro de más a Terrats y Monchu, los interiores del Girona. Por último, Grippo y Arribas estaban pendientes de la movilidad de Bustos y Yoel Bárcenas. El Girona no lograba darle dinamismo a la circulación y el equipo de Ziganda no sufría. Además, con el paso de los minutos, la presión tras pérdida de los visitantes perdió intensidad y las recuperaciones no llegaban en campo azul, como si pasó sucedió al comienzo.