El Real Oviedo deja escapar el derbi

ALFONSO SUÁREZ OVIEDO

AZUL CARBAYÓN

Los futbolistas del Real Oviedo celebran el gol de Lucas Ahijado en el derbi ante el Sporting
Los futbolistas del Real Oviedo celebran el gol de Lucas Ahijado en el derbi ante el Sporting César Quian

Los azules reciben el empate en el tramo final y tras el único despiste defensivo de todo el choque

09 oct 2021 . Actualizado a las 23:04 h.

El Real Oviedo no pudo alargar su idilio con los derbis y cosechó un empate en el Carlos Tartiere ante el Sporting de Gijón (1-1). Los azules, que comandaron el choque durante la mayor parte del mismo, sucumbieron a la presión final rojiblanca. En el único error defensivo, Fran Villalba sirvió un gran centro para que Uros Djurdjevic neutralizara el tanto inicial de Lucas Ahijado.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

El conjunto de José Ángel rozó la victoria con los dedos. Se adelantó en el marcador y dispuso de ocasiones para poner tierra de por medio en el marcador. No concretó y el Sporting supo materializar una de las dos que tuvo. Las cosas del fútbol. Reparto de puntos que deja exultantes a los gijoneses y con el ánimo bajo a la afición azul. Apenas cuatro años después, las tornas han cambiado.

Un Oviedo que crece a la uruguaya

Un partido que cambia por una acción sin aparente importancia. Minuto 15. El Sporting, bien plantado sobre el terreno de juego. Varios futbolistas del Real Oviedo excesivamente nerviosos. La tragedia se masca. Un balón que gana Borja Sánchez y Guille Rosas que derriba al azul. Hasta ahí, nada relevante.

Pero Gastón Brugman supo sacar su vena uruguaya y voltear una primera parte que pintaba mal para los carbayones. El centrocampista decidió que esa falta merecía algo más y corrió hacia el rojiblanco para recriminarle su acción. En un suspiro, la práctica totalidad de futbolistas se arremolinaba en la línea de banda. El colegiado cerró el asunto con amonestación para el sudamericano y para Jean-Sylvain Babin. Pero el partido no volvió a ser el mismo.

La chispa adecuada, como cantaban Héroes del Silencio. Los de José Ángel Ziganda se metieron de lleno en el derbi. En un parón por la lesión de Guille Rosas, llegó la segunda acción decisiva. David Costas cogió a Lucas Ahijado y trató de calmar al lateral que hasta ese momento se mostraba superado.

El Real Oviedo comenzó a presionar. El Sporting se amilanó. El flanco izquierdo local creció con Brugman, Mossa y Borja Sánchez. Estos dos últimos se encontraron para fabricar una combinación, taconazo incluido del lateral, que terminó con un buen centro al segundo palo. Allí apareció Ahijado. Volea de interior al palo corto y estatua de Diego Mariño. Éxtasis en las gradas y el canterano que ni celebró el gol.

Inquebrantables

Sin renunciar a la fase ofensiva, porque Borja empezaba a gustarse, el Real Oviedo decidió que en la segunda mitad realizaría un nuevo ejercicio de resistencia defensiva. Si por algo destaca el equipo de Ziganda es por complicar, y mucho, la vida a sus rivales. Pese al dominio rojiblanco, las primeras ocasiones del segundo acto se pintaron de azul.

Probó Viti Rozada a Mariño tras un centro de Lucas. Rozó el gol Samuel Obeng con un zurdazo que se escapó muy cerca del palo derecho. Pero la más clara estuvo en las botas de Borja Bastón. El madrileño se encontró un balón rebotado en Jimmy Suárez y solo en la frontal del área chutó alto.

Djurdjevic aprovecha el único fallo azul

El último cuarto de hora fue de verdadera presión del Sporting. Los rojiblancos se encontraron su ocasión más clara en un balón largo en el que Aitor García superó a Dani Calvo. Su centro, con Joan Femenías batido, no encontró rematador para suspiro de los 21.000 oviedistas que había en el Carlos Tartiere.

Cuco Ziganda ya había apostado con anterioridad por reforzar la medular. Entraron Marco Sangalli y Javi Mier y el Real Oviedo se dibujó en un claro 4-3-3. La intensidad rojiblanca amenazaba con romper la resistencia azul. Ya inmersos en los últimos diez minutos, un centro preciso de Fran Villalba fue recogido por Djurdjevic para superar a Femenías.

La dinámica del derbi cambió y el partido se partió. La entrada de Jorge Pombo dio algo de aire al ataque oviedista. El zaragozano disparó en dos ocasiones consecutivas sin acierto, mientras que el Sporting desaprovechaba un contraataque muy peligroso. Fueron los últimos intentos de un derbi intenso en el que los azules ofrecieron 80 minutos de buen juego y un fallo que les condenó al empate.

Ficha técnica

Real Oviedo: Joan Femenías; Lucas Ahijado, David Costas, Dani Calvo, Mossa; Viti (Sangalli, min 71), Jimmy Suárez, Gastón Brugman (Pombo, min 84), Borja Sánchez; Samuel Obeng, Borja Bastón (Javi Mier, min 71).

Sporting de Gijón: Diego Mariño; Guille Rosas (Bogdan, min 26), Babin, Marc Valiente (Berrocal, min 84), Kravets; Aitor García, Gragera, Pedro Díaz (Nacho Méndez, min 84), Fran Villalba; Campuzano (Berto, min 59), Djurdjevic.

Goles: 1-0 Lucas Ahijado (min 29). 1-1 Djurdjevic (min 83).

Tarjetas: El colegiado Ávalos Barrera amonestó a los locales Lucas Ahijado (min 13), Brugman (min 15), Jimmy (min 53), David Costas (min 68) y Viti (min 72), y a los visitantes Babin (min 15) y Aitor García (min 90+4).

Incidencias: Estadio Carlos Tartiere, 21.056 espectadores.