Yayo y Álex Cardero, novedades en el Oviedo: talento adolescente para la Copa

Pablo Fernández OVIEDO

AZUL CARBAYÓN

Álex Cardero y Yayo, de izquierda a derecha, en un partido con el Vetusta
Álex Cardero y Yayo, de izquierda a derecha, en un partido con el Vetusta Real Oviedo

José Ángel Ziganda cubre las necesidades de su plantilla en el centro del campo con dos juveniles que son piezas claves en el Vetusta. Así juegan

01 dic 2021 . Actualizado a las 08:52 h.

Ovetenses, oviedistas, jugadores del Real Oviedo desde que calzaban botas lisas en los polideportivos y juveniles que son parte fundamental de un filial que es líder destacado en Tercera División. Todo esto comparten Yayo (Oviedo, 2004) y Álex Cardero (Oviedo, 2003), las grandes novedades en la convocatoria de José Ángel Ziganda de cara al encuentro de Copa del Rey de esta noche frente al Andratx (Sa Plana, 20:00 horas; Footters). Luismi será el único mediocentro puro del primer equipo en tierras baleares y todo hace indicar que su acompañante será uno de estos dos canteranos (más opciones para Yayo). ¿Cómo juegan? ¿Qué perfil representan? Así son dos de los grandes proyectos de El Requexón:

Yayo, el mediocentro por antonomasia

Pelayo Rey, Yayo, comenzó en esto del fútbol en el Vallobín y pronto llamo la atención del Real Oviedo. En el club azul se juntó con otros niños de poco más de 7 años para formar la generación del 2004, una de las más prometedoras de la cantera azul en la última década. ¿Su carta de presentación? Campeones de España benjamines en 2014. Ahí ya estaban los Carlos Ballestero (ahora en el Atlético de Madrid), Nacho Estrada, Borja González, Mario Fuente, Charbel, Osky y, por supuesto, Yayo. La generación dio el salto al césped y Yayo, que siempre ha portado estos años el brazalete de capitán, se convirtió en el gran mediocentro de la plantilla.

Muy inteligente tácticamente, con buen toque de balón y una lectura del juego poco habitual para un chaval de su edad -17 años-, el ovetense es capaz de jugar como pivote único en un centro del campo de tres o como parte de un doble pivote. Pieza fundamental del Vetusta y todavía en su segundo año juvenil, en febrero de este mismo 2021 estaba jugando en Liga Nacional. Fue clave en la salvación del División de Honor y esta pretemporada llamó la atención de Ziganda, que le reclutó tras haberle visto jugar a finales del curso pasado. Qué mejor manera que despedir el año debutando con el primer equipo.