Ziganda: «Nos falta ese pasito que te lleva de empatar a ganar»

Pablo Fernández OVIEDO

AZUL CARBAYÓN

Mossa y Ziganda, en El Requexón
Mossa y Ziganda, en El Requexón Real Oviedo

«El ejemplo de la afición es un impulso buenísimo y nos tenemos que agarrar a esa estela para hacer un gran partido el domingo», dice el técnico azul sobre la visita al Burgos

19 feb 2022 . Actualizado a las 09:25 h.

Minutos antes de que comenzase el entrenamiento del Real Oviedo, el penúltimo de los azules antes del partido del domingo ante el Burgos (El Plantío, 16:00 horas), José Ángel Ziganda analizó en sala de prensa la actualidad carbayona. El técnico oviedista repasó qué pasó en el encuentro frente al Huesca que acabó en 3-3, los posibles errores de su equipo y lo que espera del partido en El Plantío, en cuyas gradas estarán casi 1.500 aficionados del Oviedo. 

¿Qué pasó ante el Huesca?

«Uno le da vueltas al partido y piensa cómo podía haber ayudado al equipo. Se produjo un momento de incertidumbre, tensión y revuelo entre jugadas polémicas y mi expulsión. El Huesca atacaba y nosotros teníamos dudas de dónde parapetarnos o posicionarnos. Sí que le doy vueltas. Normalmente somos un equipo muy, muy ofensivo y normalmente siempre vamos hacia adelante, igual el otro día nos teníamos que haber armado un poco más y haber ayudado algo más a la defensa, con algún cambio de algún central o algún cambio más defensivo para por lo menos juntarnos. Al final eso de ir siempre hacia adelante y de saltar siempre... aparecen los espacios a la espalda, que fue lo que ocurrió el otro día. Dejamos espacio a la espalda de los delanteros, que ya iban pero los de atrás no acompañaban y lo mismo a la espalda de nuestros pivotes».

«El Huesca es un equipo con mucha calidad y aprovecharon los espacios que nosotros les dimos. Aun así, los goles que encajamos no tienen nada que ver con el sistema defensivo si no con aciertos o desaciertos en jugadas puntuales en las que creo que podemos estar mejor, como en el primero o en el tercer gol. Momentos puntuales de concentración y de confianza y no con sistemas. Pero sí creo que deberíamos haber juntado más las líneas y que nos desordenamos. En el campo hay momentos en el que el rival te está superando e igual con un cambio de armar más al equipo podríamos haber estado más juntos. Luego a partir de ahí es cierto que si haces un cambio de ese tipo y encajas otro gol te pueden decir una cosa u otra, pero igual así podríamos haber ganado el partido».