El Oviedo cae en la final de Las Palmas y el playoff dependerá de otros

Pablo Fernández LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

AZUL CARBAYÓN

Borja Bastón, durante el Las Palmas-Oviedo
Borja Bastón, durante el Las Palmas-Oviedo LFP

El conjunto azul, que empezó ganando, cae ante los amarillos y llegará a la última jornada sin depender de si mismo para entrar en playoff

22 may 2022 . Actualizado a las 00:27 h.

De la euforia inicial al sufrimiento final. El Real Oviedo empezó ganando la final del Gran Canaria, pero la acabó perdiendo ante un rival que se mostró más agresivo cerca del área rival. El conjunto azul deberá ganar al Ibiza en la última jornada y esperar que Girona o Las Palmas pierdan en Burgos o Gijón, respectivamente. 

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

De la euforia al sufrimiento

Empezó la finalísima del Gran Canaria y Jonathan Viera quiso dominar el partido desde el principio. En la misma primera jugada del duelo, un fantástico pase del ‘21’ a la espalda de Cornud encontró a Jesé, cuyo pase de la muerte despejó Costas casi en línea de gol. Susto para empezar. El Oviedo, con la inclusión esperada de Javi Mier en el once acompañando a Bastón, se repuso a lo grande. Borja Bastón tiró de tablas para ganarle la posición en un saque de banda a Eric Curbelo, algo que le sirvió al pichichi para sacar un disparo cruzado potente. Vallés despejó al centro y ahí estaba Borja Sánchez, con la derecha, para poner el 0-1. Silencio en el Gran Canaria.

Además, los resultados acompañaban: el Leganés ya estaba ganando en El Toralín a la Ponferradina y el Oviedo estaba, en ese mismo momento, clasificado para el playoff. Kirian desde la frontal hizo que Las Palmas avisase, pero eran los mejores minutos del conjunto carbayón en el primer tiempo. Gracias a un espléndido Borja Sánchez, el Oviedo aguantaba el balón, encontraba el pase, dejaba correr el tiempo y desesperaba a los locales. Pero poco a poco los canarios volvieron a asomarse al área rival y obligaron a Costas y Dani Calvo a hacerse muy grandes en el centro del área, sacando todo en los centros laterales. Precisamente Calvo no pudo evitar el 1-1, ya que tras despejar un saque de esquina Moleiro cazó el rechace y empató el encuentro con un auténtico golazo.