El Oviedo cierra la pretemporada con otro empate sin goles

Pablo Fernández SANTANDER

AZUL CARBAYÓN

Luismi salva un balón durante el Racing-Real Oviedo
Luismi salva un balón durante el Racing-Real Oviedo Real Oviedo

Los azules dominaron al principio, pero fueron inferiores tras el descanso. Bolo sacó un once muy similar al que se podría ver en el debut liguero y probó por primera vez el esquema de tres centrales

06 ago 2022 . Actualizado a las 20:57 h.

Y otro 0-0, el cuarto de la pretemporada para el Real Oviedo. Con un once que huele a titular en el debut liguero, los de Bolo fueron mejores al Racing durante el primer tiempo, pero no se encontraron tras el descanso. En el palco de El Sardinero, observando, Jesús Martínez, Martín Peláez y el resto de la comitiva mexicana. David Costas, Miguelón, Montoro y Erik Jirka ni se vistieron, con este último a punto de cerrar su salida. 

Un Oviedo de más a menos

Uno mira el once que Jon Pérez Bolo puso en liza en El Sardinero y se dará cuenta de que, seguramente, dicha alineación no es muy diferente a la que se estrenará en Liga el próximo lunes 15 de agosto frente al Andorra. Con Tomeu Nadal en portería, Pomares, Calvo, Tarín y Lucas, en detrimento del tocado Miguelón, completaron la defensa. Por delante, Luismi y Hugo Rama en el doble pivote, Viti y Borja Sánchez en las bandas y Obeng y Bastón en punta. Pero, como viene siendo habitual en la pretemporada, estas últimas demarcaciones variaban cuando el Oviedo tenía el balón.

Era entonces cuando Luismi acompañaba a los centrales en salida de balón, Borja Sánchez aparecía por dentro -actuando incluso de mediocentro- y Rama y Viti esperaban más adelante, con ambos laterales profundos. El primer cuarto de hora del encuentro fue del Oviedo, jugando en campo rival y sin dejar al Racing acercarse al área de Tomeu. Obeng pudo adelantar a los azules, pero su cabezazo a centro de Rama lo sacó Parera. Los de Bolo atraían las marcas por dentro y buscaban la ventaja por bandas, con Pomares y Lucas sumándose al ataque con asiduidad y con Viti atacando al espacio, aunque sin acierto en los últimos metros.