Los desayunos «de autor» desembarcan en el Principado

El hotel rural La Figar busca nuevos clientes a través de la cultura de la gastronomía


Redacción

«Desayuna como un rey, almuerza como un Príncipe…». Seguro que todo el mundo ha escuchado, en alguna ocasión, ese refrán. Y es que dicen que el desayuno es la comida más importante del día aunque paradójicamente es la que, por norma general, descuidamos más. Todos aquellos que viajen a Villaviciosa podrán poner fin a ese problema y tranquilamente despreocuparse de esta comida. ¿La razón? Uno de los alojamientos de la zona, en concreto el Hotel Rural La Figar ubicado en la localidad de Argüerín. El establecimiento lleva años ofreciendo a sus clientes lo que ellos denominan desayunos «de autor», los cuales aúnan la tradición asturiana y una artesanía casi digna de orfebre. El toque personal del lugar pone la que sería la rúbrica del parador, como si de un lienzo se tratase.

«Uno de los puntos fuertes de nuestra casa son los desayunos; nosotros los llamamos desayunos de autor», explica Noelia Esteban, la gerente del Hotel Rural La Figar, que además consta del sello de calidad del Club de Casonas Asturianas concedido por el Principado. Prácticamente todo lo que sus clientes degustan en el desayuno se prepara de forma artesanal en su cocina. Zumos naturales, tortillas de patata, quesos de la zona, yogur, mermeladas caseras de frutas de temporada... Aunque dentro de esta selección la punta de lanza es su repostería casera. «Entre nuestras especialidades están los bizcochos, frixuelos, magdalenas, picatostas, fritos de calabaza, galletas, rosquillas de anís, galletas de almendra…», explica la encargada, quien apostilla que todo está hecho con «absoluta delicadeza para despertar el sentido del gusto y empezar el día con una sonrisa». Aunque la lista parece extensa, los puntos suspensivos dejan un final abierto y lejano dentro una carta amplísima. La gastronomía del establecimiento no se encalla en el desayuno, sino que también sus cenas destacan con una cocina más «sencilla y casera». «Las recetas siempre llevan frutos de nuestra huerta, así como carnes, pescados y productos frescos de la zona», afirma Noelia Esteban.

En cuanto a sus instalaciones, cuenta con la peculiaridad de que tres de sus habitaciones son especiales: están diseñadas para hospedar a familias enteras. En la parte baja del hotel se encuentra el comedor, donde disfrutar de su gastronomía y un salón con chimenea. Respecto a la zona exterior, el edificio consta de un porche cubierto y de una amplia finca que invita a descubrir sus rincones y las vistas al mar.

Un lugar con historia

Y es que el Hotel Rural La Figar es un lugar con historia. No porque allí hayan sucedido grandes acontecimientos, sino porque esta casona asturiana era la antigua vivienda familiar de los antepasados de Noelia. Así pues, hace 17 años empezó su aventura en el mundo del turismo rural reconstruyendo por completo el edificio. «Decidimos tirarlo y rehabilitarlo respetando las formas de la arquitectura tradicional de las casas mariñanas de la zona. Se caracterizan por el uso de piedra y madera, colores suaves y una decoración austera que da mucho carácter a la casa», afirma la responsable. La construcción está situada a lo largo de una corrada y algunas de las señas de identidad de la finca son el pozo y el lavadero aunque hay una más, que es la que bautiza al lugar. «Nuestro nombre», cuenta, «viene por aquellos buenos recuerdos que nos retrotraen a la niñez comiendo figos a la sombra de una de nuestras figares».

A la casona de La Figar se acercan muchas personas de fuera que buscan descubrir Asturias. Su ubicación hace que un gran número de clientes que vienen por primera vez les elijan para alojarse y poder moverse por la región, según sus palabras. El motivo de esta elección reside en su calidad y atención al cliente, que son dos de las máximas que cuidan «al detalle» y que han sido reconocidas con su inclusión en el Club de las Casonas Asturianas. «Para nosotros fue muy importante unirnos por el prestigio que supone dentro del turismo rural asturiano; manteniendo el sello sabes que sigues al máximo nivel», explica Noelia Esteban.

Para más información: wwww.turismoasturias.es

Valora este artículo

4 votos
Comentarios

Los desayunos «de autor» desembarcan en el Principado