La Iglesia ganó 20.000 euros con una finca inmatriculada en Siero

Susana Machargo
Susana D. Machargo REDACCIÓN

COMARCAS

El Arzobispado de Oviedo vendió al ayuntamiento un solar en San Miguel de la Barreda que había registrado sin tener titulo de propiedad y tras expirar la ley de Aznar que lo permitía

25 jun 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

31 de julio de 2015. Ese fue el día en el que el Arzobispado de Oviedo se inmatriculó una finca urbana en San Miguel de la Barreda de 3.214 metros cuadrados, en el que se encontraba el templo parroquial. Hacía justo un mes que había entrado en vigor la última reforma de la Ley Hipotecaria que impedía a la Iglesia registrar esas fincas a su nombre solo con un certificado expedido por ella misma, tal y como la Ley Aznar permitió desde 1998. Solo 16 meses después, vendía una parte de ese terreno que previamente había segregado. La operación sirvió para que se embolsara algo más de 20.000 euros. Esta es una de las operaciones que ha comenzado a investigar el Grupo de Inmatriculaciones de Asturias, un colectivo que trata de poner sobre la mesa todo lo sucedido en el Principado en estos últimos años.

El caso de San Miguel de la Barred les parece significativo por varias razones. La primera es porque está inscrita el 31 de julio de 2015, es decir, un mes después de que se modificará la ley. José Maria Rosel, portavoz del colectivo, señala que están analizando la legalidad de la medida. «Lo que está claro es que la inscripción tuvo lugar fuera de plazo», indica. El segundo hecho relevante es que la institución eclesiástica solo tardó 16 meses en vender la finca a una administración pública y en ese tiempo aprovechó para formalizar la segregación, ya que dentro de esa unidad de terreno también se encontraba la parcela del campo de la iglesia sobre la que se levanta el tempo parroquial.

El Grupo de Inmatriculaciones está contando con la colaboración de Somos Siero y de Izquierda Unida, con los que han contactado después de recibir información de vecinos de la zona. A través de estos grupos municipales han reclamado documentación oficial. El trabajo todavía está en una fase inicial pero ya cuentan con documentación oficial del Registro de la Propiedad de Siero que les ha puesto sobre la pista. Todavía no han determinado si van a emprender algún tipo de acción. Saben que no es un caso único en Asturias pero por algún sitio tiene que comenzar a actuar.