Familiares y vecinos de Ardines declaran ante la Guardia Civil

Los resultados de la autopsia se darán a conocer a lo largo del día

Javier Ardines era el concejal de Empleo del Ayuntamiento de Llanes
Javier Ardines era el concejal de Empleo del Ayuntamiento de Llanes

redacción

La Guardia Civil se encuentra tomando declaraciones a familiares, vecinos y allegados del concejal de IU en el Ayuntamiento de Llanes Javier Ardines, según han confirmado la Guardia Civil de Gijón. La misma Benemérita confirmó este jueves que la muerte del edil fue violenta y que no fue por causas naturales.

Los agentes estuvieron tomando declaración hasta cerca del anochecer a la mujer y los dos hijos del concejal fallecido a los que interrogaron sobre los posibles motivos que hubiesen llevado a alguien a planear su muerte o si habían notado algo sospechoso o raro últimamente, según han informado fuentes de su entorno. Los vecinos, a los que hoy se tomará declaración formal, también fueron interrogados ayer por la Guardia Civil y uno de ellos aseguró que sus perros habían montado dos veces durante la madrugada tal escándalo, que en una de las ocasiones se vio obligado a levantarse de la cama para hacerles callar.

Las pesquisas para aclarar la muerte del edil ya han comenzado, por lo que este mismo viernes están tomando declaraciones al entorno de Javier Ardines y a posibles testigos del suceso. Durante este viernes se conocerán los resultados de la autopsia que determinarán si la muerte de Ardines fue un homicidio.

Javier Ardines, concejal de IU, falleció este jueves por la mañana antes de dirigirse a su trabajo. Se localizó su cadáver junto a su vehículo, en las inmediaciones de su casa. La principal hipótesis es que encontró un obstáculo en el camino y se bajó a retirarlo. El cadáver tenía varios golpes en la cabeza.

Ardines, el amante del mar que renunció tres veces a entrar en política

Luis Fernández
Javier Ardines, concejal de IU en Llanes
Javier Ardines, concejal de IU en Llanes

La trágica muerte del concejal de IU en Llanes conmociona al concejo

Javier Ardines no era un político al uso. Tal vez por ello su muerte ha causado un doble impacto en el concejo. Por un lado, el que rodea al fallecimiento de cualquier persona joven -tenía 52 años-; por otro, la incertidumbre que gira en torno a un suceso ocurrido en extrañas circunstancias. Padre de dos hijos y abuelo, tenía claro que su paso por la política sería efímero, ya que no era un terreno en el que se mostrara especialmente cómodo. Pese a ello, y debido a la insistencia de sus vecinos y amigos, se decidió a dar el paso. La muerte le privó anticipadamente de concluir una etapa de su vida con la que aseguraba sentirse «ilusionado».

Seguir leyendo

Valora este artículo

5 votos
Comentarios

Familiares y vecinos de Ardines declaran ante la Guardia Civil