Agencias
Redacción

Las deliberaciones del jurado del Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica han comenzado este martes en Oviedo analizando candidaturas «de niveles planetarios», en palabras de uno de los miembros del citado jurado, el investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Ginés Morata.

Según ha explicado Morata a los periodistas antes de la reunión del jurado, el nivel de las candidaturas «aumenta año tras año» y ello complica las cosas a la hora de elegir.

No ha querido Morata, al igual que todos los compañeros que han hablado con la prensa, hablar de ninguna candidatura en concreto. «Nos han insistido que es confidencial, sobre todo a las novatas», ha apuntado la catedrática de Química Inorgánica y directora del Departamento de Química Inorgánica y Bioinorgánica de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense, María Vallet.

La presidenta de la Fundación Cotec y exministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, ha dicho que hay «muy buenos candidatos» en diferentes disciplinas y que la elección «va a estar muy discutida».

Según Clara Grima, «hay buenas candidaturas y saldrá un premio buenísimo», pero no hay muchas mujeres que optan a este galardón «porque los premios no dejan de ser un reflejo de lo que hay en la sociedad».

Además de Morata, Garmendia y Vallet, forman parte del jurado de esta edición Arturo Álvarez-Buylla Roces, Juan Luis Arsuaga Ferreras, Juan Ignacio Cirac Sasturáin, Miguel Delibes de Castro, Pedro Miguel Echenique Landiríbar, Álvaro Giménez Cañete, Clara Grima Ruiz, Marta Martínez Alonso, Amador Menéndez Velázquez, Salvador Moncada, Enrique Moreno González, Teresa Rodrigo Anoro, Inés Rodríguez Hidalgo y Santiago García Granda.

Deberán elegir entre unas cuarenta candidaturas procedentes de diferentes países. Se trata del séptimo de los ocho galardones internacionales que convoca este año la Fundación Princesa de Asturias, y que cumplen con esta su XXXVIII edición.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

«Niveles planetarios» para el premio Príncesa de Investigación científica