Chory y Díaz, al rescate de una planta en peligro de extinción

Las biólogas trasplantaron ejemplares del «aster pyrenaues» en el Botánico de Gijón

Joanne Chory y Sandra Myrna Díaz plantan algunas especies autóctonas asturianas en el Jardín Botánico de Gijón
Joanne Chory y Sandra Myrna Díaz plantan algunas especies autóctonas asturianas en el Jardín Botánico de Gijón

Redacción

Las biólogas Joanne Chory y Sandra Myrna Díaz, galardonadas con el Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica, han trasplantado este miércoles en Gijón ejemplares de aster pyrenaeus, una planta de las montañas del Pirineo francés y de los Picos de Europa en peligro de extinción. Asistidas por la responsable de mantenimiento y conservación del Jardín Botánico Atlántico, las científicas trasplantaron cinco plantines de este tipo de arbusto que han sido cultivados en el laboratorio de semillas del centro gijonés.

Chory y Díaz realizaron este miércoles una visita al Botánico de Gijón, pero no pudieron recorrer las instalaciones como estaba previsto por la intensa lluvia que cayó en la ciudad. Las galardonadas fueron recibidas por el rector de la Universidad de Oviedo, Santiago García Granda, los concejales gijoneses de Medio Ambiente, Aurelio Martín, y de Educación, Alberto Ferrao, y por los responsables del Jardín Botánico, explica EFE.

El Aster Pyrenaues es una especie endémica de la vertiente francesa de los Pirineos y de los Picos de Europa, donde crece en las pendientes herbosas del municipio asturiano de Cabrales y en el cántabro de Tresviso.

Las biólogas Chory y Díaz animan a los más jóvenes a actuar para terminar con la crisis climática

La botanista y genetista estadounidense Joanne Chory (d) y la bióloga argentina Sandra Myrna Díaz (i), galardonadas con el Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica, participan en un encuentro con estudiantes de Primaria, ESO y Bachillerato en torno al papel de las plantas en la lucha contra la crisis climática, este mediodía en el Taller de la Fábrica de Armas de la Vega.- EFE/Alberto Morante
La botanista y genetista estadounidense Joanne Chory (d) y la bióloga argentina Sandra Myrna Díaz (i), galardonadas con el Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica, participan en un encuentro con estudiantes de Primaria, ESO y Bachillerato en torno al papel de las plantas en la lucha contra la crisis climática, este mediodía en el Taller de la Fábrica de Armas de la Vega.- EFE/Alberto Morante

Las galardonadas con el Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica han tenido un encuentro con estudiantes de una veintena de centros en Oviedo

Las biólogas Joanne Chory y Sandra Myrna Díaz, galardonadas con el Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica, han animado este martes a los más jóvenes a tomar decisiones urgentes en su modo de consumo para paliar los efectos de la crisis climática en el planeta Tierra. Chory y Díaz, especialistas en biología vegetal y estudiosas del impacto de la crisis climática, han participado en Oviedo en un encuentro con estudiantes de Primaria, ESO, Formación Profesional y Bachillerato de una veintena de centros.

«Da igual quién sea la culpa del cambio climático, está ahí y va a ver una crisis de gran envergadura en menos de diez años. Por eso tenemos que luchar y tomar acciones», ha subrayado la científica estadounidense Joanne Chory. Su colega argentina ha añadido que, además de esas medidas urgentes para salvar de la muerte al «enfermo crónico», cada ciudadano tiene que «tratar de luchar para que cambien de raíz» las causas que están produciendo la crisis climática. Para ello, Díaz ha pedido un cambio en los modelos de consumo, producción y comercio que están originando esta crisis climática y ha apremiado a los ciudadanos para que defiendan el planeta con el consumo de los productos que no dañan el clima.

Seguir leyendo

Comentarios

Chory y Díaz, al rescate de una planta en peligro de extinción