Emotivo homenaje de Banksy al trabajo de los sanitarios

Iago García
Iago García REDACCIÓN | LA VOZ

CULTURA

Con mucha carga simbólica, como es habitual en los grafitis del artista urbano británico, un niño deja en una papelera figuras de acción que representan superhéroes y coge en su lugar la de una enfermera

07 may 2020 . Actualizado a las 20:01 h.

Se colgaba en su perfil oficial de Instagram en la tarde de este miércoles. Y en ese tiempo, fue sumando medio millón de «me gustas» por hora. Así ha sido la reacción entusiasta en las redes al último trabajo del enigmático Banksy, el pseudónimo bajo el que actúa este grafitero, que The Guardian ubicó en Bristol (Reino Unido) en 2016 y del que se desconocen su aspecto y biografía. Es, únicamente, conocido por sus obras -al menos, de forma oficial-. Pintadas que simbolizan diferentes aspectos de la sociedad contemporánea y ligadas mayormente al impacto que en las clases populares y el medio ambiente tiene el abuso del poder económico y político. Aunque en esta ocasión, el protagonismo recae de lleno en los profesionales sanitarios. Banksy ha querido homenajear su trabajo durante la crisis sanitaria provocada por el coronavirus, que ha llevado a médicas, enfermeros y auxiliares a lidiar con un enemigo desconocido y que desgraciadamente puede ser mortal.

¿Cómo lo ha hecho? Traduciendo plásticamente y con pintura el sentimiento hacia ellos que ya escuchamos y vemos a diario en forma de aplausos desde balcones o ventanas. Una enfermera es una heroína en tiempos de coronavirus. Y así lo ha hecho constar con su espray. Por eso, un niño que tiene varias figuras de acción para jugar, como las de Spiderman o Batman, decide dejarlas en una papelera. En su lugar coge la de una enfermera, a la que no le falta la mascarilla -ni la capa, porque lo cortés, no le quita lo de superheroína-.  

Game Changer es como ha titulado en inglés su última obra, que literalmente en castellano vendría a ser «cambiador de juego». Una pintura de aproximadamente un metro cuadrado que ya está en el lugar donde se merece: un hospital. En este caso, en el de la localidad inglesa de Southampton, tal y como ha confirmado en Twitter su directora, Paula Head

La pandemia, convertida en un juego de niños. Eso, teniendo en cuenta la gravedad del asunto -3,72 millones de personas han muerto en todo el mundo de coronavirus-, solo lo puede hacer Banksy. Sea quien sea.