Descubierto el enterramiento humano más antiguo de África

redacción LA VOZ

CULTURA

CENIEH

El hallazgo, datado en 78.000 años y que tiene como primera autora a la investigadora gallega María Martinón, se suma a la evidencia creciente sobre los primeros comportamientos sociales complejos de Homo sapiens

05 may 2021 . Actualizado a las 19:33 h.

La revista Nature publica este miércoles en portada un estudio coliderado por el Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH), el Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana (MPI-SHH, Jena) y los Museos Nacionales de Kenia (MNK, Nairobi), en el que se detalla el enterramiento humano más antiguo de África. Se trata de un niño de unos 3 años de edad, enterrado en la entrada de la cueva de Panga ya Saidi (Kenia), hace78.000 años, que pertenecía a nuestra especie, Homo sapiens. La investigación tiene como primera autora a la antropóloga gallega María Martinón-Torres, directora del Centro Nacional de Investigación Humana.

A pesar de que África se considera la cuna de la modernidad biológica y cultural, las primeras evidencias de enterramientos en este continente son escasas y, a menudo, ambiguas. Así, el origen y desarrollo de las prácticas mortuorias en África, sigue siendo un misterio. Este estudio contribuye con nuevos datos a nuestro conocimiento sobre cómo las poblaciones de la Edad de Piedra Media interactuaban con los muertos.

Desde que comenzaron las excavaciones en el 2010, Panga ya Saidi ha sido un enclave fundamental para investigar el origen de nuestra especie. Las excavaciones son fruto de la colaboración entre los arqueólogos del MPI-SHH y de los NMK. «En cuanto visitamos Panga ya Saidi por primera vez, supimos que era especial», afirma Nicole Boivin, investigadora principal del proyecto de investigación original y directora del Departamento de Arqueología del MPI-SHH. «El yacimiento es verdaderamente único. Las sucesivas temporadas de excavación en Panga ya Saidi lo sitúan como un yacimiento clave en la costa del este de África, con un registro extraordinario de 78.000 años de actividades culturales, tecnológicas y simbólicas», explica.