Shigeru Ban: «La durabilidad de un edificio no tiene nada que ver con los materiales»

Antonio Hermosín

CULTURA

Shigeru Ban
Shigeru Ban Nicolas Grosmond | EFE

«Lo más difícil son los prejuicios de la gente», señala el premio Princesa de Asturias sobre la imagen negativa que muchas personas aún tienen sobre materiales percibidos como de baja calidad

28 jun 2022 . Actualizado a las 13:19 h.

El arquitecto japonés Shigeru Ban, reciente ganador del Premio Princesa de Asturias de la Concordia, afirmó en una entrevista a Efe que la durabilidad de una construcción «no tiene nada ver los materiales», tal y como demuestran sus estructuras erigidas con papel o cartón. Ban (Tokio, 1957) fue premiado el pasado jueves con el galardón en reconocimiento a su trayectoria de «arquitectura solidaria» para personas que se quedaron sin hogar a raíz de desastres naturales o de conflictos, y para la cual recurre a materiales baratos, fáciles de conseguir y sostenibles.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

«Francamente, cuando me enteré no sabía la importancia que tenía el premio. Pero después, al ver las reacciones y las noticias en prensa me dí cuenta de su relevancia», confiesa el arquitecto en una entrevista telemática. El Princesa de Asturias se suma a otros galardones que ha recibido Ban como la Orden de las Artes y las Letras de Francia (2010), el Pritzker (2014) o el World Economic Forum Crystal Award (2015), y que reconocen su larga trayectoria de diseños para mejorar las condiciones de vida de damnificados de todo el mundo.

Su primer proyecto de este tipo, recuerda, se remonta a 1995, cuando se desplazó a Ruanda para construir alojamientos temporales para refugiados de la guerra civil de ese país. Ese mismo año también levantó estructuras para alojar a los afectados por el devastador terremoto de Kobe, al oeste de su Japón natal. «Cuando yo empecé en la década de 1990 no vi a nadie haciendo trabajos similares, pero ahora hay mucha gente en todo el mundo, incluso jóvenes arquitectos y estudiantes, con proyectos de ese tipo. La situación ha cambiado mucho», dice Ban ante la pregunta de si se considera un pionero de la «arquitectura solidaria». Desde entonces, Ban ha erigido estructuras económicas, sólidas y con materiales desechados o desechables en lugares tan diversos como la India en 2001, Sumatra (Indonesia) en 2004, Sichuan (China) en 2008, L'Aquila (Italia) en 2009, Fukushima (Japón) en 2011 o Nepal en 2015.