El sorteo del Mundial 2018 puede dejar a España en el Grupo de la Muerte

La condición de no ser cabeza de serie en el sorteo del Mundial de Rusia da muchas opciones a España de compartir primera fase en Rusia con Argentina o Brasil


redacción / la voz

A España se le escapó el bombo 1 del sorteo del Mundial por un mes. La clasificación que la FIFA hizo pública la semana pasada habría convertido a la selección de Lopetegui en cabeza de serie, restando opción a las complicaciones en el sorteo de hoy (16 horas, Cuatro, Teledeporte y Eurosport). Sin embargo, el ránking según el que se decidió la distribución de grupos corresponde al mes de octubre, y entonces el combinado nacional figuraba en octava posición, desplazada por un puesto al bombo 2 por culpa de la prioridad concedida al anfitrión (Rusia) y de la calculadora polaca.

El equipo capitaneado por Lewandowski no disputó amistosos en marzo ni en junio, mientras España derrotaba a Francia (0-2) y empataba con Colombia (2-2). El cuadro centroeuropeo evitaba así poner en riesgo su plaza entre las siete mejores del mundo según la peculiar normativa de la Federación Internacional. Sin jugar no podía perder puntos, como le ha ocurrido en la última clasificación, en la que los de Lopetegui han adelantado sin premio a polacos y franceses, tras una fase previa inmaculada, el triunfo ante Costa Rica y la igualada en campo ruso en las citas de fogueo de noviembre, en las que sí participó Polonia (empató con Uruguay y perdió frente a México), sabiendo que la configuración de grupos del sorteo de esta tarde estaba ya resuelta.

La campeona del 2010 no será pues cabeza de serie y tiene muchas posibilidades de acabar encuadrada en un grupo realmente complicado de cara a la primera fase del Mundial. Lo más probable es que su principal adversario por avanzar a la siguiente ronda sea uno de los grandes combinados sudamericanos. Tanto Argentina como Brasil figuran en el primer bombo y dado que la organización priorizará la mezcla entre selecciones de distintos continentes (solo pueden coincidir dos pertenecientes a la UEFA) lo más probable es que el conjunto en el que se alista Messi o el que cuenta con Neymar figuren entre los adversarios españoles.

El grupo resultante podría ser tan complicado como el del último Mundial, en el que el equipo entonces dirigido por Vicente del Bosque no logró avanzar a octavos tras ser goleada por Holanda y caer por 0-2 frente a Chile. Fue la segunda vez en la que no alcanzó esa ronda desde que a partir de 1998 encadenó cinco sorteos en el bombo 1. En Francia fueron Nigeria y Paraguay las que desplazaron a la tercera plaza final del grupo a los entonces guiados por Javier Clemente.

Cuatro años antes, el combinado nacional había tenido menos problemas para seguir adelante, pese a haber partido desde el bombo 2 y quedar emparejada con Alemania. La coincidencia de Corea del Sur y Bolivia en el grupo facilitó el acceso a octavos.

Ahora el conjunto dirigido por Lopetegui tiene muchas opciones de vérselas con al menos un grande (Alemania, Francia o Portugal, además de las citadas Brasil y Argentina) por culpa de la eficaz calculadora polaca.

No hay sorteo puro, sino con varios condicionantes

La FIFA dirige el sorteo, con varios condicionantes. Rusia, como anfitriona del 2018, va al grupo A y jugará el partido inaugural el 14 de junio en Moscú y completará su grupo en San Petersburgo y Samara. No habrá más que una selección por confederación en cada grupo, salvo en el caso de las 14 europeas. Dos de estas sí pueden coincidir en la misma liguilla inicial.

España figura en el bombo 2 con Colombia, Perú y Uruguay. Como estas no pueden enfrentarse con Brasil y Argentina, aumentan las opciones de que la selección de Lopetegui se mida con estas dos últimas.

Si, en cambio, España es encuadrada con una europea del primer bombo (Rusia, Alemania, Portugal, Bélgica, Polonia o Francia) eludirá a Dinamarca o Islandia, del bombo 3, y a Serbia, del 4.

Estadios por 9.000 millones

Doce estadios en 11 ciudades acogerán el Mundial, tras una inversión de 9.000 millones de euros en construir, remodelar o modernizar instalaciones.

Luzhniki: Sede de los Juegos de 1980, albergará, en Moscú, el partido inaugural y la final. Remodelado, acoge 80.000 personas.

Otkritie Arena: La casa del Spartak se inauguró en el 2014. Tiene 45.000 plazas.

San Petersburgo Arena: El Krestovski, donde juega el Zenit, se estrenó en la Copa Confederaciones. Costó casi 800 millones de euros. Tiene 64.000 asientos.

Kalinigrado: La sede más occidental, entre Lituania y Polonia, sin contacto terrestre con Rusia. Construido para el Mundial, casa del Baltika. 35.000 asientos.

Kazan Arena: Inaugurado en el 2013 en la capital de Tartaristán, república rica su reserva petrolera. Albergó la Confederaciones. 45.000 asientos. Casa del Rubin.

Volgogrado Arena: El último en estrenarse, al sudoeste de Rusia. El Rotor juega habitualmente allí, con 45.000 plazas.

Rostov Arena: Construido para el Mundial, tiene 45.000 plazas. En el futuro, el Rostov jugará allí sus partidos como local.

Fisht: Construido para los Juegos de Sochi 2014, ya vivió la Confederaciones. Entran 40.000 personas.

Nizhny Novgorod: Ubicado a orillas del río Volga, allí jugará el equipo de mismo nombre. Entran 45.000 hinchas.

Mordovia Arena: Ubicado en Saransk, en el centro de Rusia, con 45.000 plazas al servicio del Mordovia Saransk.

Ekaterimburgo Arena: El Estadio Central, de 1950 y remodelado en el 2015, tiene 35.000 asientos. Sede más oriental junto a los Urales.

Samara Arena: Se levantó para el Mundial, en Samara. Allí jugará el Krylia Sovetov. Su aforo es de 45.000 personas.

Comentarios

El sorteo del Mundial 2018 puede dejar a España en el Grupo de la Muerte