Los deberes para Croacia

Superar los problemas de España en ambas áreas y la baja forma de jugadores clave, objetivo prioritario de Luis Enrique ante la próxima cita de la selección

Agencias

Asegura Luis Enrique de sí mismo que estuvo «fantástico» en el descanso del partido (perdido, 2-3) ante Inglaterra en el Benito Villamarín. Si la Pérfida Albión supo evolucionar desde la derrota (1-2) que España le infligió nada menos que en Wembley hace unas semanas, Lucho no lo consiguió desde aquella cita, que además fue su debut como seleccionador.

Después del tropiezo de anteayer y, sobre todo, debido a una primera parte para olvidar, España pasó de estar con un pie en el play off final de la Liga de las Naciones a tener que jugársela contra Croacia el 15 de noviembre (20.45 horas), dilapidando buena parte de su imagen de aparente recuperación tras su nefasto Mundial. A tenor de lo visto, estos son algunos de los aspectos sobre los que Luis Enrique debe reflexionar, y trabajar, hasta entonces.

Problemas box to box

La portería, un agujero. David de Gea pasó por Rusia sin pena ni gloria y contra Inglaterra recayó. Tres disparos, tres goles.

Desajustes en defensa. Sin embargo, no toda la responsabilidad de la goleada encajada en la primera parte fue del guardameta. La zaga mostró una fragilidad que ya apuntaba en la cita mundialista y que el seleccionador no atenuó. La formación inédita Jonny, Nacho, Ramos, Alonso no supo controlar a Kane, cedió espacios, careció de contundencia y no se proyectó en ataque. Cada contragolpe inglés era ocasión de gol, algo también achacable al sistema defensivo general del equipo.

Ineficacia en ataque. Luis Enrique no acaba de apostar por un delantero centro (prefiere a Asensio, pero está en horas bajas) y el equipo se resiente en un momento en el que Rodrigo, Aspas y Morata no trasladan a la selección su acierto. Solo Alcácer cumple con solvencia, pero es suplente.

La columna vertebral

Sergio Busquets en el punto de mira. El barcelonista no atraviesa su mejor momento, aporta poco y comete errores impensables antaño, Rodri no acaba de tener continuidad ni Thiago de explotar para hacerse con la manija de la selección. Saúl se diluye con España y el ímpetu de Ceballos fue puntual.

Veteranos desaparecidos. Vinculado a su mal momento de forma, la ausencia del liderazgo de los veteranos o jugadores con mayor peso es un lastre a la hora de manejar partidos como el del Villamarín. El equipo busca a Ramos y a Busquets y no encuentra a nadie.

El banquillo

Luis Enrique, a examen. Para muchos, el análisis de sí mismo que realizó el seleccionador tras la derrota ante Inglaterra estuvo tan lejos de la realidad como de la autocrítica. Son los que piensan que ha dilapidado la confianza generada en su arranque. Croacia despejará esas dudas.

Las cuentas

España todavía depende de sí misma. El resultado de Sevilla ha abierto el abanico de candidatos a meterse en la final a cuatro de la Liga de las Naciones. Las tres selecciones del grupo tienen posibilidades, aunque solo dependen de sí mismas España y Croacia. El equipo de Luis Enrique optará a la final si gana. Si pierde, dependerá de lo que pase entre Inglaterra y Croacia. Los balcánicos necesitan ganar los dos partidos que les quedan. Inglaterra, ganar a los croatas en el último duelo del grupo y que España también lo hubiese hecho el 15 de noviembre.

Comentarios

Los deberes para Croacia