Adrián López resurge en el Oporto con un póquer de goles

El delantero tevergano brilla en la victoria copera de su equipo

Adrián López en su etapa en el Oporto
Adrián López en su etapa en el Oporto

Lisboa

El internacional español Adrián López disfrutó este viernes de uno de sus días más felices desde que fue fichado por el Oporto en 2014, gracias a un póquer de goles que anotó en la Copa de la Liga ante el modesto Vila Real.

Llegó al Oporto de la mano de Julen Lopetegui en la temporada 2014-2015 como un fichaje estrella y, lejos de ser uno de los referentes, apenas disputó minutos con el ahora entrenador del Real Madrid, debido, sobre todo, a las lesiones. Tampoco se ganó la confianza de Nuno Espírito Santo en 2016 y 2017 y con la llegada de Sérgio Conceição la pasada campaña ocurrió lo mismo, por lo que la temporada anterior jugó cedido en el deportivo de La Coruña.

Sin embargo, la pasada pretemporada Adrián López arrancó muy fuerte, motivo por el que Conceição decidió retenerlo, lejos de lo que ocurriera el año pasado, cuando el ovetense de San Martín de Teverga tuvo que entrenarse con el segundo equipo del Oporto hasta que se fue cedido al Dépor en el mercado de invierno. La noche de ayer fue un baño de multitudes para Adrián López, que recibió sonoros aplausos tanto de la afición de los dragones como de los seguidor del Vila Real, un modesto club que milita en la equivalente a la tercera división española.

El resultado final fue de 0-6 para el Oporto de Casillas, aunque el guardameta español, titular en Liga y Champions, no jugó ya que el técnico dio minutos a los suplentes. La alegría de la plantilla por la gesta de Adrián se notaba en cada gesto, ya que el extremo asturiano se dejaba querer por sus compañeros de equipo, que se deshacían en felicitaciones.

En el día de hoy, algunas portadas de los rotativos lusos abrieron con el titular de «Huracán López», en el caso de «Record», o desplegaron en sus versiones digitales una encuesta para saber si los aficionados piensan que Adrián López debería de jugar más minutos.

Adrián López, exjugador del Atlético de Madrid o del Villarreal y formado en la cantera del Oviedo, mostró la pasada noche su mejor clase, la que lo llevó a ser internacional con la absoluta española. El primer tanto fue un tiro cruzado con el interior imposible para el portero local. El segundo fue un rechace en el área y el tercero supuso el idilio entre el futbolista español y la grada, ya que anotó un soberbio gol de falta. El cuarto fue, de nuevo, un rechace dentro del área en el que estuvo muy atento para anotar.

Tras el encuentro, el entrenador del Oporto también tuvo elogios para el extremo, ya que, según el técnico, «Adrián hizo lo que hace normalmente en el día a día, mostró alegría y placer por jugar». Justo en la temporada en que Adrián López concluye su contrato, después de ser muy criticado por la bancada de los dragones, el futbolista podría ser un importante revulsivo para un Oporto que no acaba de estar fino en Liga y que aspira cada año a protagonizar un buen papel en la Liga de Campeones, donde es líder de su grupo, empatado a puntos con los alemanes del Schalke 04.

Si en 2014 fue una gran apuesta del Oporto, que lo compró al Atlético de Madrid por 11 millones de euros, el asturiano, tras el partido de Copa de ayer, podría volver al once titular de un Oporto en el que nunca ha logrado desplegar su mejor versión.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Adrián López resurge en el Oporto con un póquer de goles