La inédita entrevista a Schumacher semanas antes del accidente: «Siempre he pensado que no soy demasiado bueno»

Su familia publica la conversación con el piloto, grabada el 30 de octubre del 2013, para celebrar su 50 cumpleaños en enero


Fue un 29 de diciembre del 2013. Michael Schumacher pasaba su descanso navideño en los Alpes, en la estación de Meribel, practicando una de sus aficiones más allá del motor: el esquí. Lo que nunca tuvo que lamentar al volante, llevando un bólido por encima de los 300 km/h, se lo encontró en la nieve. Su cabeza, protegida por un casco, acabó estrellándose en una roca. El alemán entró en coma y, desde entonces, se sigue recuperando de las secuelas de aquello. Su familia se ha mantenido siempre en silencio, con una discreción prolongada sobre su estado de salud. Un segundo plano del que han decidido salir ahora para homenajearlo.

Era 30 de octubre. Menos de dos meses antes del accidente. Schumacher grababa una entrevista que no llegaría a ver la luz. Esa conversación se ha publicado ahora, en la página web del piloto, con la autorización de los suyos. El 3 de enero Michael cumplirá 50 años y, de esta forma, han querido reivindicar la memoria del siete veces campeón del mundo. «Schumi» repasa sus ídolos, a sus rivales y recuerda cuál de sus títulos le resultó más emocionante. «El campeonato más emotivo fue sin duda el de Suzuka en el año 2000 con Ferrari. Después de 21 años sin Mundiales para Ferrari y cuatro años para mí sin conseguirlo, finalmente ganamos la carrera, una carrera excepcional» responde el germano.

«Al que más he respetado es a Häkkinen» 

En otra de las preguntas, Schumacher es cuestionado sobre cuál de sus rivales en el pilotaje respeta más: «El chico al que más más he respetado en estos años es Mika Häkkinen por las grandes batallas y una relación privada muy estable. Häkkinen es uno de los compañeros con los que mejor relación ha tenido, no sólo dentro de la pista, sino también fuera de ella», confiesa. Si tuviera que quedarse con un ídolo de su infancia, apuesta por un futbolista. «Veía a Ayrton Senna y a Vicenzo Sospiri, pero mi verdadero ídolo fue un gran futbolista llamado Toni Schumacher». El guardameta se proclamó campeón de la Eurocopa en Italia 80 y fue dos veces subcampeón en los Mundiales de España 82 y México 86.

«La Fórmula 1 es muy dura y antes lo era mucho más» 

 En la entrevista, el piloto con más títulos de la historia, revisa la evolución que vivió su deporte. «La Fórmula 1 es muy dura y antes lo era mucho más. Sin dirección asistida, sin frenos de potencia... Pero aún con todo es uno de los deportes más duros que puedes hacer» relataba Schumi, deteniéndose en lo importante de una buena preparación.

«No solo tienes que mirar al coche. Para poder avanzar hay que mirarse a uno mismo, a otros pilotos, no solo a los que van por delante. Hay que fijarse en todo el mundo. Yo he intentado hacerlo porque todo el mundo tiene algo que quiero conocer», confiesa. 

«Siempre he pensado que no soy demasiado bueno»

 El trabajo y la humildad son dos teclas en las que insiste Schumacher cuándo se le pregunta por las claves de su éxito. «Una cosa son los récords, pero es importante tener dudas para no caer en excesos de confianza. Ser escéptico te ayuda a mejorar y seguir dando pasos. Yo siempre he pensado que no soy demasiado bueno y creo que esa ha sido una de las razones para convertirme en lo que me he convertido». Y extiende su mérito. «El éxito, en cualquier parcela de la vida, al menos el que yo conozco, tiene que ver con el trabajo en equipo. Tú haces tu trabajo y como equipo siempre serás más fuerte. Si vas atrás y miras los equipos con los que competí como Benetton, después de cuatro años construyendo para ganar el campeonato. Lo mismo con Ferrari o con Mercedes».

«El talento hay que desarrollarlo»

Lo suyo venía de serie, aunque el alemán lo matiza. Talento sí, pero si no lo pules nunca llegarás a sacarle partido. «El talento es muy importante, pero no solo en el automovilismo, también en los demás deportes, y es algo que tienes que desarrollar. Al final el karting fue una base para encontrar ciertas habilidades que necesitar para ser luego un piloto de carreras». Palabra de Schumacher.

Más información

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La inédita entrevista a Schumacher semanas antes del accidente: «Siempre he pensado que no soy demasiado bueno»