Iker Casillas recibe el alta: «He tenido mucha suerte»

A su salida del hospital, el portero agradeció todo el apoyo recibido estos días y dijo que «había que esperar» y «dejar que el corazón, el cuerpo y la cabeza se asentasen»

;
Casillas: «Hay que sacar siempre una sonrisa de estos momentos» El portero del Oporto recibe el alta médica cinco días después de haber sufrido un infarto

Iker Casillas ha recibido el alta hospitalaria cinco días después de haber sufrido un infarto durante su entrenamiento con el Oporto. El portero ingresó el pasado 1 de mayo en el hospital tras notar un fuerte dolor en el brazo y en el pecho y ser atendido por los servicios médicos del club luso. Tras ser sometido a una cateterismo para implantarle un stent, Casillas permaneció en la unidad de cuidados intensivos hasta el pasado viernes, donde fue trasladado a planta gracias a una evolución favorable. 

A su salida del hospital, el portero dijo que no sabe qué será del futuro pero que «lo más importante es estar aquí». «Me encuentro mucho mejor, será un reposo de un par de semanas o incluso de un par de meses. La verdad es que me da igual, lo importante es estar aquí», señaló, visiblemente emocionado, en unas breves declaraciones ante la prensa que esperaba en las puertas del hospital. El jugador agradeció todo el apoyo recibido estos días y dijo que «había que esperar» y «dejar que el corazón, el cuerpo y la cabeza se asentasen». 

El portero español salió de su propio pie del hospital acompañado por su esposa, Sara Carbonero, y realizó una comparecencia de tres minutos de duración sin preguntas para agradecer todos los mensajes de ánimo que ha recibido en los últimos días. «Es algo que le puede suceder en cualquier momento de la vida a cualquier persona. Me tocó a mí y aquí estamos. Es difícil hablar, pero también entiendo que hay que estar agradecido porque he tenido mucha suerte. Le quiero dar las gracias a mucha gente que se ha preocupado estos días porque me han hecho sentir querido. Hay que sacar siempre una sonrisa de estos momentos y yo creo que la voy a sacar. Me emociono un poco con toda la gente que ha venido aquí y con tantas muestras de cariño», expresó, con la voz entrecortada por momentos.

El exportero del Real Madrid también quiso agradecer la labor del centro, de los doctores, de su club y también de «toda la gente que contribuyó a que bajase muy rápido para poder bajar el efecto del infarto». «Y también quiero dar agradecer las miles y miles de muestra de cariño que me ha dado toda la gente a través de las redes sociales, de vídeos, de mensajes y también en diferentes ámbitos del fútbol», añadió.

Antes de abandonar el hospital, Casillas publicó un mensaje en redes sociales en el que aseguraba que tiene «el corazón contento», junto a la canción de Palito Ortega que popularizó Marisol en 1968. «Buenos días!! Yo con el #CorazónContento y vosotros?? Seguimos mejorando!», dice el mensaje escrito hoy por el portero español del Oporto, que podría recibir el alta en esta misma jornada para continuar con la convalecencia en su casa. El mensaje del exguardameta del Real Madrid y de la selección española llega acompañado de dos emoticonos, uno de una cara sonriente y otro de un brazo en un gesto de fuerza.

El futuro del portero en el fútbol profesional todavía está en el aire. Ramón Calviño, médico cardiólogo del hospital de A Coruña afirmó que «Lo normal es que no se continue a nivel de competición porque tiene un grado de exigencia que no es el habitual», al igual que Juan José Cota, médico de la selección española, que incidió en que Iker Casillas «no debe pensar en entrenamientos ni a corto ni a largo plazo».

Por su parte, el representante del jugador, Carlo Cutropía, reconoció que «ha tenido toda la suerte del mundo de que le pasase en el entrenamiento delante de los médicos del Oporto. Si le pasa en casa las consecuencias habrían sido imprevisibles». 

Por el momento espera un diagnóstico claro sobre su futuro pese a recibir la visita del médico del Oporto, Nelson Puga. «Quedará perfectamente recuperado. Ahora empezará los primeros pasos de su recuperación después de este evento, que tiene evidentemente gravedad clínica» pero advierte que, «con mucha calma y mucho diálogo, se va a decidir si continúa y si quiere continuar. Dependerá de la medicación necesaria, de la evaluación que tendrá que ser hecha no solo en situaciones de reposo sino también de estrés como el ejercicio físico y también de la voluntad que tenga en continuar», dijo en declaraciones a Porto Canal, cadena propiedad del club.

El futuro deportivo de Casillas, que tiene contrato hasta 2020 con el Oporto, es una incógnita. A sus 37 años asume que es posible que no pueda volver a jugar, que dependerá de los resultados de las pruebas médicas rigurosas que se le realicen en el futuro. En el mejor de los casos, si la arteria no ha dejado huella en el músculo tendrá que esperar a que se consolide. Después, en el caso de que todo esté perfecto, el club debería valorar si podría reincorporar al trabajo. «Es un luchador, por qué no va a jugar de nuevo...», dijo su agente Carlo Cutropía.

Casillas, al que le tienen restringido el acceso al móvil pese a sus ganas de consultar las redes sociales, está abrumado por los innumerables mensajes de apoyo -incluída la de José Mourinho- que le han llegado desde todas las partes del mundo ya que hasta el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, le telefoneó este jueves al mediodía en medio de las pruebas médicas a las que se estaba sometiendo. «Estaba de muy buen humor, muy animado. Estaba muy contento de hablar con el presidente y le agradeció mucho la llamada, que muy breve», dijeron las fuentes de la Presidencia lusa.

La emotiva carta de Víctor Valdés a Iker Casillas tras el infarto

La Voz

«Eres, y por siempre serás la fuerza y la motivación de aquello que todo portero bajo palos sueña ser, alguien capaz de volar más alto y más largo que todos juntos a la vez, transformando lo impensable en posible», escribe el meta catalán a su excompañero

Fueron compañeros de la selección española. Compartieron sesiones, pero también duelos de máxima intensidad uno frente al otro. Víctor Valdés, exguardameta del Barcelona, ha querido enviar un emocionante mensaje al que fuera su rival en la liga española, Iker Casillas, tras ser ingresado por un infarto agudo de miocardio. Valdés, que vivió una de las épocas doradas, ejerce ahora como técnico del Moratalaz madrileño.

A través de las redes sociales, de su cuenta de instagram, Valdés ha escrito una misiva llena de afecto hacia el meta de Móstoles, que se recupera en un hospital luso, y que podría recibir el alta durante los próximos días. 

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Iker Casillas recibe el alta: «He tenido mucha suerte»