Operación Oikos: El juez frenó el bloqueo de más de cincuenta propiedades y cuentas en quince entidades bancarias

DEPORTES

Javier Cebollada

Los principales encausados se repartían más de veinte posesiones inmobiliarias y treinta vehículos sobre los que la policía pretendía adoptar medidas cautelares

21 jun 2019 . Actualizado a las 07:40 h.

El supuesto amaño del partido de la última jornada de la Liga 2017-18 en Segunda División, que enfrentó al Huesca y al Nàstic provocó las primeras solicitudes al juez por parte de la policía de escuchas, seguimientos y bloqueos, tanto de cuentas corrientes como de bienes muebles e inmuebles. Cinco nombres propios aparecían en los primeros documentos redactados por la Unidad Central de Delincuencia Especializada y Violenta (Ucdev) de la Policía Nacional y por el Centro Nacional Policial de Integridad en el Deporte y Apuestas (Cenpida): Carlos Aranda, Raúl Bravo, Juan Carlos Galindo, Íñigo López y Agustín Lasaosa, a los que con posterioridad se añadirían otros. En ese momento, los investigadores solicitaron al juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Huesca el bloqueo de medio centenar de propiedades inmobiliarias y vehículos y motocicletas, así como diferentes cuentas en 15 entidades financieras pertenecientes a los primeros investigados. El magistrado frenó tamaña medida cautelar por considerarla desproporcionada, pero la relación de propiedades permite entender el nivel patrimonial de la supuesta trama.

Estas son las viviendas y vehículos que, según los diferentes informes policiales incluidos en el sumario, figuraban el pasado mes de mayo a nombre de los investigados.

Raúl Bravo

-Vivienda unifamiliar situada en la avenida Loma, en Boadilla del Monte (Madrid).

-Parcela ubicada en La reserva de San Antón, hoy calle Leoni Benabu, de Málaga.