Garbiñe Muguruza despide a su entrenador Sam Sumyk

La tenista española, en plena crisis, le dijo adiós con apenas 143 caracteres en su Twitter


La Voz

Garbiñe Muguruza lo ha vuelto a hacer. En plena crisis, se ha quedado sin entrenador. Aunque en esta ocasión, después de su estrepitoso fracaso en Wimbledon (eliminada a la primera por la brasileña Beatriz Haddad Maia, número 121 del mundo, por un doble 6-4; es decir, su peor resultado desde el Abierto de Estados Unidos del año 2014), la ruptura parece confirmar que la tenista española ha entrado en barrena.

Su despedida del técnico francés Sam Sumyk no ha podido ser más fría. Por medio de su Twitter y en apenas 143 caracteres, Garbiñe dijo adiós: «Unas palabras para anunciar el fin de una Extraordinaria aventura. Dos Grand Slams y número uno Mundial. Más que agradecida por estos cuatro años. Gracias Sam».  

Atrás quedan cuatro años en los que, además de una relación tormentosa, también hubo sonados éxitos como el Roland Garros del 2016 y el Wimbledon del 2017 (aunque en el torneo británico estaba dirigida provisionalmente por Conchita Martínez, en ausencia de Sumyk por cuestiones personales).

Las discusiones públicas en plena competición entre la tenista y su entrenador se volvieron demasiado habituales y tan solo se podría pensar que compensaban por los resultados obtenidos en los dos primeros años. Muguruza es ahora la 27.ª del mundo y lejos quedan sus mejores momentos. Es más, su entorno advierte que el próximo entrenador podría tardar en llegar, y sus críticos también avisan de que la Muguruza que encandiló al planeta puede que no regrese nunca más si no cambia su actitud con respecto a este deporte. 

No es la primera vez que el entrenador de Muguruza la retrata como una deportista irrespetuosa y poco comprometida. Sin ir más lejos, el técnico vasco Alejo Mancisidor espetó cuando rompió con la tenista: «Abandoné este proyecto, ya que las diferencias eran muchas y mis valores no me  permitían creer y seguir en ello». También aludió a tres conceptos: trabajo, humildad y respeto.

Garbiñe Muguruza, en caída libre

Fernando Rey Tapias

Muguruza ha tocado fondo en Wimbledon con respecto a las expectativas que ha generado

«Abandoné este proyecto, ya que las diferencias eran muchas y mis valores no me permitían creer y seguir en ello». Así escribía en su carta de despedida Alejo Mancisidor, el técnico vasco que había llevado a Garbiñe Muguruza desde el puesto 300 en el 2010, hasta jugar la final de Wimbledon en el 2015 y ascenderla hasta el 6.º puesto del ránking mundial.

Viene a colación de la eliminación de la española en Wimbledon, tras la que aseguró que no jugará «en una temporada». «Cuando sienta las ganas de volver a jugar, jugaré», aseguró.

Seguir leyendo

Comentarios

Garbiñe Muguruza despide a su entrenador Sam Sumyk