Alonso y Renault F1: ¿una nueva marea azul?

Marea azul, Fernando Alonso y su posible regreso a la Fórmula 1
Marea azul, Fernando Alonso y su posible regreso a la Fórmula 1

Blanco, como la leche de las vacas francesas y en botella. El anuncio del acuerdo entre Renault y Fernando Alonso podría ser cuestión de semanas. El culebrón deportivo de este extraño 2020 podría resolverse en torno al 5 de julio, fecha en que comenzará la temporada de F1, deslucida por la crisis del coronavirus. El fabricante francés de automóviles confirmaba, hace unos días, que seguirá compitiendo en F1, a pesar de las enormes dificultades económicas que está atravesando la compañía. Y, casi en paralelo, Cyril Abiteboul, director general de Renault F1 Team, ratificaba su interés por el bicampeón asturiano, en una entrevista en la radio francesa RMC Sport: «Hay algunos grandes pilotos que estarán disponibles el próximo año. Alonso es una opción. Hay otros». Y, entre los otros candidatos, sobrevuela la sombra de Valtteri Bottas, el fiel escudero de Lewis Hamilton. El finlandés no ha firmado todavía su renovación con Mercedes para 2021 y sus agentes ya están trabajando en posibles escenarios.

A pesar de todo, Alonso parece ocupar la pole en la lista de favoritos de los altos directivos de la escudería gala y también en la de sus seguidores. La razón es sencilla. Fernando es el piloto más laureado de la historia de Renault: nada más y nada menos que dos campeonatos del mundo de F1. Y, además, un enorme reclamo de marketing a nivel mundial, acompañado de legiones de seguidores en los circuitos y también en las redes sociales. Quizás el impulso publicitario que necesita la marca del rombo (en realidad es un diamante) para alcanzar un punto de inflexión. Grandes audiencias. Comercialización de derechos de imagen. Interés de potentes patrocinadores... El dinero sigue siendo el rey de la F1. Aquí en España, las televisiones se frotan las manos ante un posible horizonte 2021 con Sainz en Ferrari y Alonso en Renault. Sería, sin lugar a dudas, el inicio de una nueva edad de oro para la Fórmula Uno en España.

Renault representa el último tren para Alonso, si realmente quiere regresar a la categoría reina del Automovilismo. El asturiano pelearía por un contrato de, al menos, dos años para poder aprovechar el ansiado cambio de normativa de la F1 que se producirá en 2022 (Estaba previsto para 2021, pero se ha retrasado por la dichosa crisis del COVID-19). Esta transformación radical de la competición permitiría, a priori, disfrutar de carreras mucho más abiertas, en las que no solo Mercedes, Ferrari y Red Bull lucharían por un podio. Un nuevo escenario que los ingenieros de la marca francesa parecen haberse tomado muy en serio.

Además de demostrar su velocidad y experiencia sobre el asfalto, el rol de Alonso en este hipotético primer año sería ayudar a Renault a evolucionar el monoplaza con vistas a 2022. Y, después, en el inicio del segundo año, llegaría la diversión. Momento de evaluar las opciones reales de los pilotos de la marca francesa de pisar el cajón. El movimiento se demuestra andando.

Mientras Alonso deshoja la margarita, Asturias sigue soñando con una nueva marea azul. Los colores de Renault son, ahora mismo, negros y amarillos. Pero… ¿Quién sabe? El marketing es poderoso en F1. Todo puede cambiar en cuestión de minutos.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Alonso y Renault F1: ¿una nueva marea azul?