Entrerríos se hace hueco en la historia del deporte español con un bronce en Tokio

la Voz REDACCIÓN

DEPORTES

El español Raú Entrerríos (i) disputa el balón ante el egipcio Yahia Omar (c) durante el encuentro masculino de balonmano por la medalla de bronce entre España y Egipto en los Juegos Olímpicos 2020
El español Raú Entrerríos (i) disputa el balón ante el egipcio Yahia Omar (c) durante el encuentro masculino de balonmano por la medalla de bronce entre España y Egipto en los Juegos Olímpicos 2020 José Méndez

Los Hispanos se imponen a Egipto en el partido por el tercer puesto en el partido de despedida del asturiano

07 ago 2021 . Actualizado a las 11:58 h.

Un gol del asturiano Raúl Entrerríos, que este sábado ponía punto final a su carrera deportiva, a falta de siete segundos para la conclusión permitió a la selección española de balonmano derrotar por 33-31 a Egipto y colgarse una medalla de bronce, que culmina el ciclo de una de las mejores generaciones del balonmano español.

No es el oro con el que todos los integrantes del equipo español soñaban antes del inicio de los Juegos, pero las muestras de emoción con las que los jugadores celebraron el triunfo demostraron la importancia que tenía para este equipo el metal, con independencia del color. Y es que el bronce logrado este sábado en la capital japonesa sirvió para premiar todo el esfuerzo y trabajo realizado durante la última década por un grupo de jugadores, que ha llevado a sus más altas cotas al balonmano español.

Un grupo que en un gran número de sus integrantes puso este sábado puso fin a su aventura con la selección, como el propio Raúl Entrerríos, que no pudo poner mejor fin a su carrera deportiva que con el gol que otorgó definitivamente el bronce al equipo español. Una selección que pareció empecinada por resolver el partido cuanto antes, como si necesitase colgarse la medalla de bronce antes de cumplirse los primeros cinco minutos de juego, lo que no tardó en hacer confundir a España la intensidad con la precipitación.