El proyecto de Luis Enrique se tambalea tras la caída en octavos

DEPORTES

Tolga Bozoglu | EFE

«La responsabilidad es toda mía, elegí a los tres primeros lanzadores», indica de la tanda, y Molina avanza que la decisión de su futuro «no se va a demorar mucho»

07 dic 2022 . Actualizado a las 14:18 h.

Los penaltis volvieron a asestarle un golpe, quizás definitivo, al proyecto de Luis Enrique en la selección española. La tanda ante Marruecos fue bastante más cruel que la de Italia. Pablo Sarabia —que entró expresamente al terreno de juego para lanzar la primera pena máxima— erró su lanzamiento. Carlos Soler y Busquets hicieron lo propio y España se volvió a casa. «La responsabilidad es toda mía. Elegí a los tres primeros lanzadores. El resto eligieron los jugadores por cómo se sentían», apuntó Luis Enrique. Sus tres elecciones fallaron en la tanda, de ahí que el asturiano entone el mea culpa.

El contrato del gijonés con la Federación finaliza tras esta Copa del Mundo. El técnico fue cuestionado en múltiples ocasiones por su continuidad. «No es el momento de hablar de mi futuro. No tiene ninguna importancia ahora mismo», aseveró Luis Enrique. El entrenador insistió en lo cómodo que se ha sentido en su etapa como seleccionador: «Si por mi fuera, por lo que significan para mí el presidente, Luis Rubiales, y Molina, me quedaría toda mi vida».

Precisamente, el director deportivo de la selección absoluta, José Molina, afirmó que pronto habrá fumata blanca: «Entiendo que la decisión no se va a demorar mucho, pero tampoco puedo decir cuánto. Las dos partes decidiremos lo que es mejor para nosotros». El directivo valenciano concluyó que el seleccionador «ha hecho un buen trabajo en estos cuatro años».

Por tanto, según las declaraciones de las dos partes, en la próxima semana se podría deshojar la margarita sobre el futuro de Luis Enrique al frente de la selección.

25 triunfos

El asturiano ha dirigido a España en 45 encuentros (repartidos en dos etapas) con un balance de 25 victorias, 11 empates y nueve derrotas. Además, disputó dos grandes competiciones: la Europa del curso pasado y este Mundial. También dos ediciones de la UEFA Nations League. En la primera de ellas, el equipo cayó en la final con un polémico gol de Mbappé. Actualmente, el equipo logró la primera posición de la fase de grupos, con un gol sobre la bocina a Portugal, obra de Morata, y es el único equipo que repite en las semifinales del torneo.

Luis Enrique quiso moldear, a su estilo y creencia, el fútbol de posesión y dominio de la selección. Y lo hizo, además, sujetado en un bloque de futbolistas jóvenes. No en vano, su selección contaba con una de las medias de edad más jóvenes en Catar. Aunque, eso sí, a la hora de la verdad, hasta cinco futbolistas (incluyendo a Sánchez y Raya, los otros dos guardametas) se quedaron sin disputar un solo minuto en el Mundial. «Me sabe mal por los jugadores que no han podido participar», señaló.

Luis Enrique es el entrenador que ha hecho debutar a más jugadores en la historia de la selección. El asturiano le dio su primera oportunidad a 32 deportistas. El último de ellos fue Balde, que se estrenó con el combinado nacional en este mismo Mundial. Varios jugadores gallegos como Borja Iglesias, Jonny Otto y Brais Méndez también vivieron su debut con Luis Enrique a los mandos.

El técnico, que valoró con «un sobresaliente bajo o un notable alto» el rendimiento del equipo en fase de grupos, esquivó calificar la actuación en estos octavos de final. España, pese a la considerable renovación de nombres en su convocatoria y el estilo de juego del seleccionador, volvió a caer como en Rusia: ahogado entre pases y sin acierto en los penaltis.

«Podíamos haber creado más ocasiones»

Luis Enrique arropó a sus futbolistas tras la eliminación del Mundial de Catar. «Estoy muy contento con el perfil de jugadores que tengo y no los cambiaría por ninguno otro. Es lo que he seleccionado y voy con ellos a muerte, viendo su comportamiento e interpretando que, si hay algún responsable de algo, evidentemente soy yo. Tenemos una sensación de tristeza y decepción por el apoyo de nuestra afición tan potente y no lo hemos podido devolver con el resultado», abundó el seleccionador.

«Esto es el deporte. Los jugadores han hecho al cien por cien todas las indicaciones que les he dado. Las han seguido al 99,9 %, porque ellos querían marcar gol y yo que buscasen situaciones para hacer gol. Se ha acabado. Hay que analizar el partido con tranquilidad. No tengo ni un solo reproche para este grupo de jugadores», explicó.

También señaló que su equipo tuvo el control del duelo. «Si algo hemos hecho es dominar el partido. Nos ha faltado el gol. Hemos generado situaciones de peligro ante un rival encerrado, con muchísima calidad defensiva. Es cierto que podíamos haber creado más ocasiones, ser más efectivos en los últimos metros», argumentó.

Ferran: «Él es el ideal para nuestro estilo. El indicado para seguir mucho tiempo»

La continuidad de Luis Enrique al frente de la selección fue, tras la debacle en octavos ante Marruecos, la pregunta más recurrente de los periodistas a los futbolistas de la selección española. Rodri, Unai Simón, Marcos Llorente o Ferran Torres. Varios de ellos respondieron a esta cuestión, aunque todos dejaron claro que es una decisión que atañe únicamente al seleccionador.

Ferran Torres, también pareja de la hija del técnico asturiano, fue el que más se mojó sobre si es partidario de su continuidad: «Obviamente me encantaría, es ideal para nuestro estilo de juego. Es el indicado para seguir aquí mucho tiempo. Él sabe tomar sus decisiones». Además, el delantero valenciano también apuntó a que tratarán de convencer a Busquets para que permanezca en la selección si es convocado en el futuro. «Vamos a intentar convencer a Busi y a los veteranos para que se queden», apuntó el ex del Manchester City, que añadió que, «más que un fin de ciclo, es una derrota muy dura».

Marcos Llorente, que debutó como titular en el Mundial (en la demarcación de lateral derecho) en el duelo ante Marruecos, apuntó estar, a nivel personal, «encantado con él».

Unai Simón ha sido una de las apuestas más firmes del seleccionador durante los últimos años. El guardameta del Athletic Club, uno de los 32 hombres que debutaron en el combinado nacional de la mano del gijonés, apuntó que, al margen de la decisión que tome el seleccionador, el equipo no le dejará de lado: «Por mi parte y la del grupo vamos a estar apoyándole».

La selección española y la peor tanda de penaltis de la historia

x. r. castro

Luis Enrique metió en el campo a Pablo Sarabia en el minuto 117 para que tirase el penalti, le dio el primero y lo mandó al palo. Fue el preludio de la tanda más horrible que se recuerda en un Mundial, tan solo equiparable al ridículo de Suiza en el año 2006, cuando también falló tres ante Ucrania.

Y eso que España ensayaba en Catar las tandas de penaltis con la ayuda del psicológico, Joaquín Valdés. Pero entrenamiento y competición no van siempre por el mismo carril. En los partidos, especialmente en los más grandes, aparece la presión, que ayer le jugó una mala pasada a los lanzadores elegidos por Luis Enrique.

Seguir leyendo