La contaminación de fuentes fijas crece en Asturias el doble que la media española

Un informe del Observatorio de la Sostenibilidad constata que el Principado es una de las tres comunidades en las que las emisiones se incrementaron entre 2008 y 2017

Central térmica de HC en Aboño
Central térmica de HC en Aboño

Redacción

El problema de la contaminación en Asturias se agravó el último año. El Gobierno autonómico acaba de aprobar un paquete de medidas con el objetivo de que las grandes empresas de la región reduzcan sus emisiones entre un 40 y un 70%, una iniciativa acertada a tenor de los últimos datos publicados por el Observatorio de la Sostenibilidad. El informe constata que la contaminación procedente de emisiones fijas se incrementó en Asturias un 18% entre 2016 y 2017, casi el doble de la media nacional. Solo tres comunidades autónomas disminuyeron la contaminación en ese periodo.

El estudio Empresas más contaminantes de España 2017, responsabilidad de las grandes empresas energéticas e industriales en el cambio climático 2008-2017 constata que la distribución de la variación de las emisiones en las regiones españolas es «muy desigual». Solo tres comunidades reducen sus emisiones desde fuentes fiias en 2017: la ciudad autónoma de Ceuta, Castlla y León y la Comunidad Valenciana. Castilla La Mancha no ha sufrido cambios, mientras que en La Rioja el incremento supera el 50% en un solo año, Aragón y Extremadura aumentan en más del 30% y 6 comunidades lo hacen entre el 25% (Murcia) y el 10%, valor del incremento general del país. En esa horquilla se encuentra Asturias, con un aumento del 18%.

Aumento de la emisión de fuentes fijas en el último año
Aumento de la emisión de fuentes fijas en el último año

El dato asturiano tampoco es positivo si se analiza con una perspectiva más amplia. Según el mismo informe, Asturias aumentó sus emisiones fijas (energéticas e industriales) entre 2008 y 2017 de un factor 100 a un factor 108. Es decir, en una década, se ha incrementado 8 puntos.

Todas las comunidades autónomas españolas han reducido sus emisiones desde 2008 a 2017 excepto Galicia (+38%), Melilla (+13%) y Asturias (+8%). Los descensos son espectaculares en Castilla-La Mancha (-50%), La Rioja (-49%; pese a haber subido un 59% entre 2016 y 2017) y Madrid (-42%). Tres comunidades lo han hecho entre el -30-40% y el resto por debajo del -30%. El conjunto de España ha rebajado sus emisiones en dicho periodo en un -13% y 11 se sitúan con disminuciones superiores.

Evolución de las emisiones fijas por comunidades autónomas entre 2008 y 2017
Evolución de las emisiones fijas por comunidades autónomas entre 2008 y 2017

Descarbonización

El Observatorio de la Sostenibilidad destaca que España, junto a Estonia, Bulgaria y Malta, son los países que «más han incrementado sus emisiones procedentes de combustibles fósiles». España lo ha hecho en un 7,6%, incremento similar al de Bulgaria. En Estonia y Malta los incrementos superan el 10%. España ocupa el cuarto peor puesto en incremento en el ranking de la UE-28, mientras que Finlandia, Dinamarca, el Reino Unido, Irlanda y Bélgica las han disminuido, y Alemania se mantiene prácticamente en el nivel de 2016.

Entre 2008 y 2010 se produjo en España un descenso acusado de las emisiones procedentes del carbón entre los 46,8 millones de toneladas de CO2 equivalente y los 24 millones, que supuso un descenso acumulado del -48,72%. Pero aquella tendencia positiva, según recoge el informe, «se rompió y entre 2010 y 2012 las emisiones subieron hasta los 52,6 millones de toneladas, valor que se ha repetido en 2015 y que en 2017 alcanza los 46,5 millones, una cifra casi exacta a la de 2008. España emite actualmente lo mismo que emitía en 2008».

El impacto de la meteorología en las emisiones

El Observatorio explica la relación entre la meteorología y las emisiones.  2017 fue un año muy seco (las precipitaciones caídas representan el 27% respecto a la media de datos y 33% menos que 2016), y con menor viento (1,5% menos), ambas variables ligadas a condiciones anticiclónicas. Esta situación produjo «una caída en la producción hidroeléctrica del 48,4% respecto a 2016; y casi de forma directa indujo una subida de precios en el mercado de la energía del 31,5%, hasta alcanzar los 52,2 euros por megavatio hora; con una subida trasladada al sector industrial, que para el caso de los 11 millones de usuario domésticos es del 10%».

Medidas para reducir las emisiones

En su informe, el Observatorio también incluye una serie de recomendaciones para reducir las emisiones. «Deben evitarse las políticas contradictorias, como las ayudas a los combustibles fósiles que se estiman en 1.000 millones anuales en el estado español», recoge el estudio. Además, según el los responsables del informe, «se deben reducir emisiones aumentando la eficiencia y la sustitución de combustibles, como el carbón o el gas, o tecnologías más contaminantes, por energías renovables. La apuesta por las renovables y el autoconsumo debe ser una prioridad de cualquier política energética para avanzar hacia una economía baja en carbono, apostilla.

Dos de las cinco empresas más contaminantes de España están en Asturias

L.F.
Central de Aboño (fragmento)
Central de Aboño (fragmento)

Las emisiones de los sectores fijos se concentran en un núcleo de diez empresas que llegan a emitir el 65% del total

Diez empresas españolas son las responsables del 65% del total de las emisiones de fuentes fijas en España. De ellas, dos tienen una fuerte presencia en la región. EDP y ArcelorMittal han impulsado en los últimos meses medidas encaminadas a corregir está situación, pero mientras que la segunda sí lo ha conseguido, en el caso de la eléctrica todavía no ha sido así. Esta es una de las principales conclusiones de un informe presentado por el Observatorio de la Sostenibilidad en el que analiza la evolución de la contaminación entre 2016 y 2017.

Seguir leyendo

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

La contaminación de fuentes fijas crece en Asturias el doble que la media española