La comunidad de asturianos en el exterior bate un nuevo récord

El Padrón de residentes en el extranjero roza los 132.000 inscritos, pese a que el ritmo de nuevas altas ha descendido con la recuperación económica

Bandera de Asturias

Redacción

El número de asturianos en el extranjero continúa creciendo. Ya no lleva aquel ritmo desenfrenado que marcó cuando la crisis apretaba con fuerza, pero sigue reflejando un constante incremento de la emigración. La comunidad de asturianos en el exterior alcanza una nueva cifra récord con 131.757 inscritos en el Padrón de españoles residentes en el extranjero (Pere) a fecha 1 de enero de 2018. Esto supone 2.500 más que hace justo un año y 50.000 más que hace uno década. Si se analizan los concejos de origen de todos estos migrados, el primer lugar lo ocupa Oviedo con un volumen que hasta duplica al segundo, que es Gijón. Por detrás aparecen ya municipios más pequeños pero con una larga tradición de generaciones que se han visto obligadas a hacer las maletas para iniciar una nueva vida en otro país. Así, el listado lo completan Llanes, Mieres, Cangas de Onís, Valdés o Tineo.

Los datos completos aparecen en el Padrón de españoles residentes en el extranjero (Pere) actualizado que acaba de publicar el Instituto Nacional de Estadística (INE). Su detallada base de datos permite trazar así un perfil de la emigración asturiana. La inmensa mayoría de esos 131.757, que son los que están registrados en el Pere -el número de asturianos que viven fuera es superior-, ya nacieron fuera. Es decir, son descendientes de familia oriunda del Principado pero han nacido en esos países en los que se establecieron sus padres o sus abuelos. En esas circunstancias están 100.335. Nacidos en Asturias son solo 29.020. Hay un grupo más pequeño, que rebasa ligeramente los 2.000, que vinieron al mundo en otras comunidades autónomas españolas.

El Pere ha crecido en el último año en 2.500 pero, en realidad, registró 5.048 altas. Esto se explica porque también hay retornados que se dan de baja. Así que 2.500 es el saldo entre los que emprenden la aventura de emigrar y los que vuelven a casa y desaparecen de ese padrón en el exterior. El INE hace un recorrido año a año. Aunque 5.048 nuevas entradas en el Pere puedan parecer muchas, ese dato es el más bajo de la última década. En estos diez años se han producido dos tendencias diferente. Hasta el 2011 creció. Ese año se tocó techo con 11.144 inscripciones. Desde entonces, la cifra ha ido descendiendo paulatinamente. Primero muy poco a poco, después de una manera más intensa. 

Lo que no ha cambiado demasiado es el mapa mundial de los asturianos, dónde se asientan fundamentalmente en el extranjero. América mantiene su reinado aunque las nuevas migraciones económicas parecen tener otros destinos. Supone casi el 80%, con 102.151 registros. El orden de los países tampoco ha variado, con Argentina destacada en cabeza (33.216), seguida de México (22.222), Cuba (15.290) y Estados Unidos (USA). La mayoría son ya descendientes, con la nacionalidad española y el Principado como comunidad de referencia. Algo parecido sucede también en el viejo continente. Europa acoge a 27.425 asturianos. Bélgica se mantiene en cabeza con 8.243, seguida de Francia (4.827), Alemania (3.877) y Suiza (3.724). Al contrario de lo que podría parecer, por las tendencias actuales, el Reino Unido no aparece hasta el quinto puesto y solo tiene 2.925 altas en el padrón.

El resto de los continentes son mas residuales. Hay más asturianos en Oceanía que en todo Asia. Los flujos del siglo XX a Australia hacen que allí sigan residiendo casi un millar de ciudadanos naturales del Principado. Mientras tanto, en todo el continente asiático tan solo hay 818, de los que 135 viven en China, el primer país del registro. En África están asentados otros 345 más, de los que un tercio (101) han montado su vida en Sudáfrica.

Los descendientes de emigrantes mantienen a flote el concejo 79

Susana D. Machargo
Espicha asturiana en el centro español de Nueva York.Espicha asturiana en el centro español de Nueva York
Espicha asturiana en el centro español de Nueva York

Dos de cada tres asturianos en el extranjero no nacieron en el Principado. El Consejo de Comunidades busca nuevas fórmulas para mantener su vinculación

Ninguno ha venido al mundo en Asturias. Alguno de ellos ni siquiera ha pisado nunca la tierra que aparece en su pasaporte. De los casi 130.000 asturianos que residen en el extranjero, algo menos de 98.000 han nacido ya fuera de España. Tienen pasaporte español y citan como comunidad autónoma de referencia el Principado, pero su relación es más emocional que real. Las nuevas oleadas de emigración, de jóvenes empujados por la falta de futuro, han servido para que se mantengan las cifras totales de expatriados, ya que compensan las bajas por fallecimiento de aquellos que se fueron a Sudamérica y a otros países europeos durante el siglo XX. El reto que afronta ahora la Administración reside en ir más allá de los lazos emocionales y conseguir una vinculación social y económica con esa otra Asturias, con el concejo número 79. La presidenta del Consejo de Comunidades, Paz Fernández Felgueroso, cree en una estrategia global que aproveche las nuevas tecnologías, para cautivar a los más jóvenes, y que cuide los recursos ya existentes, como los poderosos centros asturianos de Buenos Aires o México DF. 

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La comunidad de asturianos en el exterior bate un nuevo récord

Este proyecto ha sido cofinanciado por