Asturias busca romper el hielo en el mercado del Báltico

Seis empresas de la comunidad protagonizan una misión comercial en Estonia, Letonia y Lituania para detectar oportunidades de negocio en estas regiones


Redacción

Los países Bálticos, tan lejanos para el asturiano promedio, no lo son para las empresas de la región. En un mundo globalizado, en el que las mercancías viajan a la misma celeridad que las personas, es clave que las empresas detecten oportunidades de mercado en cualquier lugar del mundo. Esta es la misión comercial que seis compañías asturianas lleva a cabo hasta el viernes en Estonia, Letonia y Lituania, donde es la segunda tras la realizada el pasado mes de febrero. Esta delegación está organizada por la Sociedad de Promoción Exterior Principado de Asturias (ASTUREX), y forman parte de ella Hijos de Vidal Bedia S.L.; Servicio de Integración Laboral del Principado de Asturias; Técnica de Conexiones S.A.; Pellets Asturias S.L.; Compañía Asturiana de Embalajes S.L. y Jamones El Castillo S.A. 

El objetivo de esta misión comercial es promocionar los servicios y productos de estas empresas en los países Bálticos. Por ello, mantienen reuniones con instituciones y compañías con el fin de conocer oportunidades de mercado, así como fortalecer contactos con las empresas de estas regiones y ampliar las actividades comerciales ya iniciadas en estos mercados. Se trata de la segunda visita comercial tras la llevada a cabo el pasado mes de febrero, en la que participaron siete compañías asturianas. 

Un mercado en pleno auge

La pertenencia de estos países a la Unión Europea es un factor que motiva el negocio por parte de las empresas de la región, ya que no cuentan con barreras arancelarias y no arancelarias. Una oportunidad que no han dejado aprovechar las compañías españolas: las exportaciones a Estonia, Letonia y Lituania han aumentado más de un 50% desde 2012. Los sectores donde se concentran estos negocios son el agroalimentario, bienes de equipo, material eléctrico y máquina-herramienta, así como productos vinculados a la construcción, textil, calzado y mueble.

El buen momento económico por el que pasan estos tres países también favorece el comercio por parte de empresas españolas. Estonia, Letonia y Lituania tienen unas expectativas de crecimiento de entre el 3% y el 4% para 2018 y 2019, además de disfrutar de una inflación moderada y la deuda pública más baja de la zona euro. Un buen quehacer económico que se ha trasladado al bolsillo de sus habitantes, que han visto cómo los salarios han crecido a un nivel que casi triplica la inflación.

Las tendencias comerciales a nivel internacional benefician también a estos países, ya que la pujanza de la industria manufacturera a escala mundial repercute de forma positiva en las factorías bálticas. El crecimiento global del 3,9% previsto para 2019 y el del 2,7% para la zona euro vaticinan un futuro económico prometedor para Estonia, Letonia y Lituania. Un mercado en el que las industrias asturianas pretenden romper el hielo.

Atrás queda la crisis demográfica en los países Bálticos

La época de bonanza por la que pasan Estonia, Letonia y Lituania ha permitido superar la asignatura pendiente de los países bálticos: la demografía. La tasa de crecimiento de la población ya supera a la media de la zona euro, un prometedor panorama para estos países, para los que algunos analistas preveían como el caso de Lituania una brutal crisis demográfica. No obstante, incluso en el caso lituano los registros muestran una tasa de crecimiento positiva. Un cambio de tendencia donde las industrias asturianas buscan afianzarse en los mercados bálticos, donde la demanda crece en base a esta mejoría social y económica.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Asturias busca romper el hielo en el mercado del Báltico

Este proyecto ha sido cofinanciado por