Software asturiano para una nueva era en los olivos en Egipto

La empresa Seresco participa en un proyecto internacional para monitorizar enfermedades y plagas en el cultivo de este tipo de árboles en el país africano

Aceitunas en uno de los numerosos olivos que crecen en la aldea y sus alrededores
Aceitunas en uno de los numerosos olivos que crecen en la aldea y sus alrededores

Redacción

La empresa asturiana Seresco participará en un proyecto internacional de relevancia para el sector de la agricultura denominado CIP-OLIVE. Se trata de un sistema integrado de IoT (Internet de las cosas) basado en la nube. En este proceso, de desarrollo de agricultura de precisión, Seresco colaborará con distintas empresas españolas y egipcias. El plan contará con un presupuesto que supera los 300.000 euros, y una duración de dos años.

CIP-OLIVE integra una plataforma en Cloud para monitorizar enfermedades y plagas en el cultivo de olivo y también busca conseguir una gestión eficiente del riego en condiciones de salinidad. Los principales beneficios que ofrece esta plataforma son la reducción de pérdidas en los cultivos de olivo además de una mejora en la rentabilidad y competitividad de las explotaciones a nivel mundial. Este sistema permite controlar los principales problemas que se presentan habitualmente en los olivares, como son las plagas e infecciones, a la vez que se observan otras características que pueden afectar al cultivo tal como la humedad y salinidad del suelo.

El director del Área de Consultoría y Software de Seresco, Rubén Pérez Sobrino, sostiene que el «CIP- OLIVE proporcionará al agricultor información en tiempo real que le permitirá ajustar sus estrategias de riego y fertilización, ofreciendo así una gran herramienta de diferenciación». El equipo de Seresco se encargará del desarrollo del software para la toma de decisiones mediante el cual se registrará toda la información de las explotaciones de olivo. El proyecto de I+D para la Innovación Tecnológica está financiado por el CDTI (Centro para el Desarrollo Industrial) español y su análogo egipcio ITIDA. Este proyecto busca favorecer la colaboración entre empresas y centros de investigación de ambos países.

Junto a Seresco participan el Grupo de Investigación AGR-216 de Patología Agroforestal de la Universidad de Córdoba, que se encargará del desarrollo de modelos predictivos de enfermedades y su validación en campo, y el Centro de Edafología y Biología Aplicada del Segura (CEBAS-CSIC), que trabajará en el análisis de humedad del suelo y salinidad. Por la parte egipcia participará la empresa Smartec System, la cual desarrollará las estaciones y dispositivos para la captura automática de datos en campo y la Universidad del Cairo, donde se encargarán del diseño de la plataforma hardware en la facultad de ingeniería y de la consultoría y modelado de enfermedades y plagas en la facultad de agricultura.

Comentarios

Software asturiano para una nueva era en los olivos en Egipto