La izquierda presiona a Foro por la Renta Social, y Foro replica que será para mayo

XsP e IU, de una parte, y Eva Illán, de otra, encadenan sendas ruedas de prensa para mostrar su preocupación y anunciar la inminente puesta en marcha de las ayudas, respectivamente

Oficinas de la Renta Social Municipal en El Coto (Gijón).Oficinas de la Renta Social Municipal en El Coto (Gijón)
Oficinas de la Renta Social Municipal en El Coto (Gijón)
europa press
Gijón

Se esperaba para abril, pero mayo entrará sin Renta Social Municipal (RSM) en Gijón, pero la medida social más destacada en la agenda local ha sido protagonista por partida doble esta mañana en el ayuntamiento. De una parte, a los dos impulsores de la medida -Xixón Sí Puede e Izquierda Unida- se les acaba la paciencia y han convocado rueda de prensa para escenificarlo; de otra, justamente en la misma fecha y casi a la misma hora escogida por XsP e IU, Foro viene a responderles que la esperada, polémica y experimental medida se va a poner en marcha la semana que viene, sin ir más lejos. Sucedía esta mañana en la sala municipal de prensa.

De una parte, las dos formaciones de izquierda han comparecido para apremiar al gobierno local de Foro a que se «ponga las pilas» ante el «incumplimento» del compromiso de aprobación de estas ayudas en el primer trimestre del año en la Junta Rectora de la Fundación Municipal de Servicios Sociales; de otra, la concejala de Bienestar Social, la forista Eva Illán, rompía el silencio oficial de las últimas semanas sobre la RSM anunciando la  la «intención» del Gobierno local de convocar la Junta a finales de la próxima semana -los días 4 o 5 de mayo- que para una primera convocatoria salga ya en mayo, para lanzar una segunda en junio.

Illán ha replicado a las críticas de XsP e IU que se han estado «simultaneando varios procesos» para dotar de personal y seguridad jurídica al proceso, además de los «plazos» para incorporar al programa una parte del remanente de Tesorería destinado a la RSM. Aunque el Presupuesto Municipal reservó una partida inicial de 3,6 millones de euros, se añadió después otra de 4,5 millones de euros provenientes de dicho remanente, que será la cantidad que se reserve para la segunda convocatoria, según Illán, junto a la que -en su caso- pudiese sobrar de la primera convocatoria.

La edil forista también ha incidido en que han sido «tremendamente garantistas» en el proceso, con lo que las bases se han remitido tanto a Hacienda como a al Principado, para que fuese una prestación segura tanto para la administración que la da como para los ciudadanos que la van a recibir. De hecho, ha indicado que han incorporado a las bases algunas sugerencias hechas desde la Agencia Estatal Tributaria. El secretario municipal, por su parte, ha determinado que no es necesario un informe de no duplicidad y, respecto a posibles incompatibilidades con el Salario Social, ha señalado que «si el Principado hubiese apreciado algún indicio de incompatibilidad lo habría advertido».

La concejala no ha querido aventurar el número de beneficiarios que se puede atender en esta primera convocatoria, aunque según los cálculos que maneja el ayuntamiento hay unas 21.000 unidades familiares que potencialmente podrían demandar la ayuda. Lo que sí está claro, según las informaciones de las trabajadoras sociales, es que existen «muchas expectativas por parte de la población», que pide información sobre la RSM a las técnicas de la FMSS.

En el aspecto técnico, se hará un contrato menor para las tarjetas que se van a repartir a los beneficiarios para realizar compras en comercios, mientras que se sacó un contrato para publicitar estas nuevas ayudas, además de que se hará una difusión en centros municipales y asociaciones, para que de manera «sencilla y accesible» la información esté a disposición de los posibles beneficiarios. Illán ha destacado, en este contexto, el trabajo «codo con codo» con la Unión de Comerciantes, "codo con codo" con la Unión de Comerciantes, con la que se firmará un convenio para la realización de compras en comercios por parte de los beneficiarios de las ayudas.

En cuanto al personal que atenderá la oficina de El Coto, ha indicado que se sacará de las bolsas del Ayuntamiento. Dos personas se incorporarán la semana próxima y las otras cuatro a la semana siguiente, según las previsiones adelantadas por Illán.

Preocupación

Mientras tanto, XsP e IU escenificaban su descontento y preocupación por el retraso del proceso y la inactividad en la que consideran que incurre Foro, formación que consiguió su abstención en la votación de los presupuestos municipales de este año con la RSM como pieza clave de la negociación. Sus respectivos portavoces, Mario Suárez del Fueyo y Aurelio Martín, han comparecido en una rueda de prensa conjunta acompañados de las ediles Estefanía Puente (XsP) y Ana Castaño (IU). Martín, que ha pedido a Foro que «se ponga las pilas» ha incidido en que ambos grupos están «más que preocupados por un asunto que tiene una importancia vital para la ciudad», al tiempo que ha recalcado que el retrasar la puesta en marcha de la Renta Social «es un lujo que no se pueden permitir los ciudadanos de Gijón».

Suárez, por su parte, ha expresado el «desconocimiento absoluto» de IU y XSP sobre la doble convocatoria anunciada por Illán, mientras que Estefanía Puente hablaba de «falta de transparencia». Castaño, por su parte, ha puesto en duda que la RSM pueda poner en marcha «antes de junio o julio», y ha recordado que «hay miles de familias esperando».

Falta de planificación

Por su parte, el portavoz del grupo municipal de Ciudadanos, José Carlos Fernández Sarasola, ha advertido este jueves de los «riesgos» de poner en marcha el programa  «sin la debida planificación y sin la adecuada financiación», al depender de la posibilidad de incorporar el remanente de la FMSS. A través de una nota de prensa, ha incidido en que la incorporación del remanente no se podrá saber hasta que se conozcan las restricciones que el Ministerio de Hacienda impondrá a través de la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos Generales. Es por ello, que ha abogado por «ser sensatos« y esperar a «aclarar este asunto».

También ha incidido en el riesgo «claro» de que se agote la partida destinada a las ayudas de emergencia social, a las que en teoría sustituye la Renta Social. A este respecto, ha apuntado que Cs está a la espera de que desde el Gobierno local les den los datos sobre el grado de ejecución de esta partida en lo que va de año y del dinero disponible para atender a las necesidades que vayan surgiendo.

Comentarios

La izquierda presiona a Foro por la Renta Social, y Foro replica que será para mayo