La renta social inyecta 1,48 millones en el comercio de Gijón en solo medio año

Electrodomésticos y mobiliario básico, ropa, equipamiento deportivo y calzado copan el 80% de las ventas. La oposición exige la continuidad del programa

Oficinas de la Renta Social Municipal en El Coto (Gijón).Oficinas de la Renta Social Municipal en El Coto (Gijón)
Oficinas de la Renta Social Municipal en El Coto (Gijón)

Gijón

La renta social gijonesa, que el Gobierno de Foro ponía en marcha el año pasado a propuesta de Xixón sí Puede e IU, ha supuesto una inyección de 1,48 millones de euros en el comercio de proximidad en tan solo seis meses. Desde el pasado agosto, mes en el que se realizaban las primeras 13 ventas con un importe conjunto de 1.137 euros, hasta el 31 de enero, mes en el que se registraban 5.460 ventas por un valor total de 550.683 euros, se han contabilizado 1.134 clientes diferentes y 14.209 facturas en establecimientos repartidos por todos los barrios de la ciudad. Algo más del 80% de las compras han tenido como beneficiarios a comercios de electrodomésticos y mobiliario básico (502.248 euros), ropa (351.076 euros), equipamiento deportivo (198.589 euros) y calzado (168.040 euros). 

Según el balance realizado por la Unión de Comerciantes, en estos primeros seis meses de esta línea de ayudas básicas para las familias con menos recursos del municipio, están adheridos al programa 97 comercios de ropa, 38 de electrodomésticos y mobiliario, 28 de equipamiento deportivo y 29 de calzado. Los medicamentos, con 7.948 euros en total, y las consultas y el material odontológico, con 38.223 euros, registran los menores importes de ventas en este periodo, que se completan con 139.767 euros gastados en equipamiento del hogar, 42.733 euros en material oftalmológico, audiología y ortopedia y 39.176 en reparaciones en la vivienda. Al programa, según ese balance, están adheridos en la actualidad 231 establecimientos y 207 empresas con venta.

Estos datos demuestran, según la concejala de XsP Estefanía Puente, que «tras ocho meses desde la puesta en marcha de la renta social supone una herramienta fundamental tanto para las familias con ingresos insuficientes como para la economía de nuestro municipio». Gijón, según recuerda, tiene una tasa de paro del 22% y solo un 28% de la población tiene un empleo, en muchos casos precario, por lo que «la renta social, en su corto recorrido, supone un impulso en la precaria economía social. Es una inversión que repercute en un triple pivote: las familias más empobrecidas, los comercios de proximidad y el empleo, tanto directo como indirecto».

La continuidad de la renta social, en peligro

Tras hacerse público la semana pasada que el Ayuntamiento de Gijón incumplió en 2017 la regla de gasto y que ello podría derivar en dificultades para seguir financiando esta renta social en 2018, Puente insiste en que «no vamos a consentir de ninguna manera que se toque salvo para mejorarla, y mucho menos vamos a consentir su eliminación. Ni la renta social ni ningún otro programa de la Fundación Municipal de Servicios Sociales». Y más teniendo en cuenta que «su necesidad» ha quedado demostrada con los datos aportados por los comerciantes. 

Pese a que el total de las ventas fue de 1,48 millones de euros que de no ser por la renta social no se hubieran generado, Puente considera que esa cantidad hubiera sido aún mayor «si el equipo de gobierno fuera capaz de agilizar los trámites y reducir burocracia como tantas veces exigimos,  tanto en la resolución de las solicitudes como en la entrega y activación de la tarjeta» que permite realizar las compras. La tardanza en la entrega y en la activación de estas tarjetas, de hecho, es uno de los motivos de queja por parte de quienes ya cuentan con una resolución favorable para entrar en esta línea de ayudas, circunstancia por la que XsP pedirá explicaciones en la próxima comisión de Bienestar Social. 

Desde que se puso en marcha en agosto, el número de ventas ha ido creciendo en número e importe conjunto. Así, en septiembre se realizaron 359 facturas que suman 41.497 euros. En octubre, 1.924 por 188.675 euros; en noviembre, 2.049 por 213.437 euros y, en enero, fueron aún mayores que las de diciembre: 5.460 ventas con un importe que supera los 550.000 euros.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

La renta social inyecta 1,48 millones en el comercio de Gijón en solo medio año