Detenido un Ultra Boy por las agresiones a la clientela de un bar de Gijón

Mariano Marín, delegado del gobierno, no descarta más detenciones

La Folixa, Gijón

La Policía Nacional de Gijón ha detenido a una persona, miembro del grupo Ultra Boys, los seguidores radicales del Sporting de Gijón, por la agresión por parte de varios jóvenes que entraron la madrugada del domingo con el rostro tapado en un bar de Gijón armados con objetos contundentes para agredir a la clientela.

Así lo ha anunciado el delegado del Gobierno de Asturias, Mariano Marín, que ha calificado las agresiones de «inadmisibles» y que ha manifestado que los culpables se van a encontrar con todo el peso de la ley. No se descartan más detenidos. Marín ha señalado que los Cuerpos y Fuerzas del Estado investigan lo sucedido y están visionando los vídeos del entorno del local para dar una «respuesta inmediata y eficaz» a este tipo de comportamientos que no tienen cabida en una sociedad «avanzada y civilizada como la nuestra».

Los hechos ocurrieron pasadas las 01.00 horas en un local de la calle Óscar Olavarría. La agresión fue denunciada una hora más tarde por uno de los clientes, que resultó herido leve. En el interior del local se celebraba una fiesta del Unión Club Ceares. La cuenta de tuiter de @Ruantifa__ha difundido un vídeo en el que presuntamente se puede ver al grupo de encapuchados momentos antes de entrar en el bar.

El detenido es el supuesto autor de la agresión

El joven de 21 años perteneciente al grupo Ultra Boys detenido por el ataque a los clientes del bar La Folixa, en el barrio de Cimadevilla, la noche del pasado sábado, es el supuesto autor de la agresión en la cabeza a uno de los clientes del establecimiento, según han confirmado a Europa Press desde la Comisaría gijonesa.

La propia víctima, un hombre de 30 años, que fue atendido en el hospital de Cabueñes por una brecha en la cabeza, fue quien reconoció al joven arrestado. Según el relato del atestado policial, el grupo de jóvenes vinculados a los Ultra Boys comenzaron a romper daños en el local al entrar, aunque la clientela logró echarles. No obstante, en un nuevo intento de acceder al establecimiento, la víctima trató de impedirlo y, durante el forcejeo, recibió un golpe en la cabeza con un objeto metálico.

Aunque hubo otras personas que también resultaron lesionadas de carácter más leve, este fue el herido más grave, al que tuvieron que poner nueve grapas en el hospital. La Policía continúa con las investigaciones y la toma de declaración a testigos y víctimas para tratar de identificar y localizar al resto de agresores.

Valora este artículo

6 votos
Comentarios

Detenido un Ultra Boy por las agresiones a la clientela de un bar de Gijón