Barcia pide ahora «disculpas» y defiende «la mesura, la deportividad y el respeto»

El director de Empleo reitera su rechazo a la violencia en el deporte tras las reprobaciones de la alcaldesa en el pleno. El edil de Seguridad Ciudadana le reprocha: «tolerancia cero» a la violencia «aunque sea de los nuestros»

Pelayo Barcia
Pelayo Barcia
EFE
Gijón

El director de Empleo del Ayuntamiento de Gijón, Pelayo Barcia, ha pedido hoy sus «más sinceras disculpas» tras sus «desafortunadas» declaraciones la pasada semana en una tertulia radiofónica sobre fútbol. «En ningún caso mis palabras quisieron incitar a ningún tipo de violencia, que condeno en todas sus formas, y muchísimo menos justificar, favorecer o promover en modo alguno comportamientos que son de todo punto inaceptables en cualquier práctica deportiva», ha recalcado. En un comunicado, Barcia ha reiterado que sus palabras fueron «fruto de una reflexión apresurada y merecedora de la rectificación más firme», que, en ningún caso, «se corresponden con el comportamiento cívico». La propia alcaldesa de Gijón, con quien Barcia comparte militancia y presencia en la directiva local de Foro Asturias, reprobó ayer los polémicos comentarios durante el pleno, aunque rechazó la petición de cese exigida por los grupos de la izquierda municipal

Según ha dicho, como cargo público, debe proyectar una «conducta ejemplar, en la que no caben excesos verbales, ni de ningún otro tipo, y en la que deben verse reflejados principios irrenunciables como la mesura, la deportividad y el respeto». «Deseo pedir mis más sinceras disculpas a toda la ciudadanía, especialmente a todos aquellos que, con su asistencia cívica a eventos deportivos, demuestran esa conducta ejemplar de la que puede y debe enorgullecerse una ciudad como Gijón, pues es la de la inmensa mayoría de sus ciudadanos», ha manifestado.

Por su parte, el concejal de Seguridad Ciudadana y Movilidad del Ayuntamiento de Gijón, el también forista Esteban Aparicio, ha reiterado su rechazo a cualquier tipo de violencia. «Tolerancia cero ante cualquier manifestación de violencia, aunque sea de los nuestros», ha defendido, aludiando a las «desafortunadas» de Barcia. Aparicio ha añadido que ya se están desarrollando por parte del Ayuntamiento protocolos contra todo tipo de violencia, incluida la verbal.

Asimismo, ha incidido en que «desde un punto de vista objetivo» el Sporting cumple con lo marcado por la Comisión Nacional de Deporte en cuanto episodios de violencia en el fútbol o de grupos ultra, a lo que ha añadido que otra cosa es desde el punto de vista político o moral. En este caso, ha apuntado que en el Ayuntamiento unos creen que no cumple, otros que lo hace «defectuosamente» y otros que creen que es «mejorable». Aparicio ha precisado «igual es pronto» para que le haya llegado la Declaración Institucional a los responsables del club rojiblanco. En todo caso, ha indicado que, ante un incumplimiento de una medida judicial de prohibición a acercarse al estadio, cree que primero debe resolverse la vía penal antes de la administrativa, aunque ha apuntado que a cabría incluso una sanción «moral».

No obstnte, el responsable municipal de Seguridad Ciudadana ha remarcado que Gijón es «una ciudad segura, aunque haya incidentes de esta naturaleza», en referencia al ataque del pasado fin de semana en Cimavilla. El concejal, a este respecto, ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad, a lo que ha incidido en que otra cosa es que la sociedad perciba una situación de «encrespamiento», ha dicho. «Todas las violencias son condenables», ha asegurado.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Barcia pide ahora «disculpas» y defiende «la mesura, la deportividad y el respeto»