La odisea de las plantillas llega a su fin: «Niños: Robar está feo»

La twittera ha querido zanjar esta historia con un valioso obsequio para sus seguidores


Redacción

El robo de las plantillas en un establecimiento chino de Gijón ha dado para mucho durante estos dos últimos días. Y no sería así sin Andrea Menéndez Faya, trabajadora en el local y asidua a la red social Twitter, que relató los hechos cronológicamente con un gran sentido del humor. Esta mañana, la sentencia absolvía a la mujer condenada por el supuesto robo de las ya famosas plantillas de 75 céntimos. Al no acreditarse que la acusada abandonase la tienda, el principio de presunción de inocencia impide condenarla.

Andrea no dudó en plasmar sus impresiones una vez más en Twitter. «Como ya lo han filtrado los medios, paso a resumir rapidito». Así comenzaba el hilo de esta mañana. Andrea y sus compañeros creen que la clave de la sentencia está en que su jefe solo quería el perdón de la acusada. «En realidad, todo esto lo resume perfectamente la china: No hay justicia», cuenta la twittera plasmando las palabras de su jefa. 

«Que alguien entre en tu local y con todo su papo te haga pasar por tonto a ti y a la pareja de policías que intentan saber qué pasa, pues...», añade. Andrea ha querido agradecer a todos los usuarios el interés por difundir la noticia que, desgraciadamente, no ha terminado como se esperaban. «Qué nos van a contar a los españoles lo que es un falló judicial, verdad? A los chinos ya es otra cosa, welcome to Spain».

Mientras Andrea tuiteaba esta mañana su jefe apareció en el local. 

Andrea elogió la buena voluntad de su jefe, que todavía continúa sin entender este desenlance. «Que mi jefe es guay de verdad, vale? Y le reconoció al juez que las plantillas se pueden volver a vender y mira, que se compre aspirinas con los 75 céntimos», escribía.

La Twittera ha querido zanjar esta historia con una moraleja final: «Niños: Robar está feo. Y robar a gente guay, más feo». Pero no se despidió sin antes dejar a sus seguidores un valioso obsequio. «Gracias a todos. Yo esto lo dejo aquí. Me habéis hecho la vida tres días, también me habéis quemado el móvil pero no os guardo rencor. Os dejo un regalo también en este hilo:».

Valora este artículo

9 votos
Tags
Comentarios

La odisea de las plantillas llega a su fin: «Niños: Robar está feo»