Resolver la depuración de aguas, «superurgencia» para ministerio de Ribera

La ministra ha dicho no explicarse «por qué no se ha sido capaz de abordar con anticipación y tiempo» problemas como los que sufre la zona Este de Gijón y que han originado los 12 millones de multa de la UE

Estación Depuradora de Aguas Residuales Gijón Este
Estación Depuradora de Aguas Residuales Gijón Este
Europa Press

La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, no se explica «por qué no se ha sido capaz de abordar con anticipación y tiempo» los planes de depuración y saneamiento de ciudades españolas como Gijón, cuyo incumplimiento ha originado la multa de 12 millones de euros y las venideras multas coercitivas -11 millones por cada nuevo semestre de retraso- impuestas por el Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea (TUE). Ribera ha anunciado este jueves 26 de julio que el Ministerio pretende presentar el Plan Nacional de depuración y saneamiento de aguas residuales este otoño, ya que «forma parte de las superurgencias» del departamento que dirige, en el que ya está trabajando «intensamente» la Dirección General del Agua. Entre esas medidas se encuentran todos los trámites previos para activar los procesos de desengrasado y desarenado que se realizarán en la Estación de Depuración de Aguas Residuales (EDAR) de la zona Este, en El Pisón, declaada de Interés General del Estado.

La primera de esas medidas es la legalización de la EDAR y la adjudicación de su gestión a la empresa pública Tragsa, algo que ya es posible después de que las instalaciones hayan vuelto a manos de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, una vez rescindido por el Gobierno el contrato con la anterior constructora. Con independencia de eso, el ministerio examinará el nuevo estudio de impacto ambiental de cara al futuro. Los defectos en la tramitación del primero de ellos originaron la sentencia del Supremo que paralizó el funcionamiento de la EDAR, dando la razón a las denuncias de vecinos de la zona., pero posteriormente otro fallo de la Audiencia Nacional autorizó la puesta en marcha de los procesos de desengrasado y desarenado para zanjar el impacto ambiental causado por el emisario submarino de Peñarrubia, que evacúa provisionalmente las aguas residuales del Este del concejo sin tratamieto directamente al Cantábrico. Lo que no se conseguirá en ningún caso es que El Pisón aplique el tratamiento integral previsto en el proyecto de depuración original.

El Ministerio anunció este miércoles que estaba ya trabajando en medidas de choque que se concretarán en un Plan Nacional de Depuración, Saneamiento, Eficiencia, Ahorro y Reutilización de aguas residuales con el objetivo de evitar futuras sanciones como la que este miércoles ha impuesto el TUE. En concreto, Ribera ha comentado que el Ministerio tratará de «identificar» los fallos y problemas, «dar respuesta» a ello y «tener el 100% de las aguas residuales depuradas y tratadas», aunque ha advertido que esto «no es algo que pueda hacerse de un día para otro».

«Es un aspecto muy llamativo, que un país como España, por su situación geográfica, en que el agua es un bien precioso, pero además es un bien escaso», ha lamentado la ministra, que califica de «determinante» que exista «una gestión responsable del agua y una gestión responsable de la capacidad de reutilización, depuración y buen uso final de esa agua».

En relación a la situación de Gijón y del resto de ciudades y pueblos afectados, la ministra Ribera ha dicho que considera «muy malas noticias» las sanciones, y que «ha habido muchas cosas que se debían haber hecho de otro modo y no se han hecho», y advierte que la situación, en su conjunto, tiene detrás «una maraña de problemas que habrá que ir desenmarañando para poder abordarlos» en las ciudades y pueblos afectados. Gijón es la mayor de las ciudades en esa situación a causa de la falta de depuración de toda su zona Este, donde la planta de depuración de El Pisón permanece paralizada por orden judicial tras las sentencias que dieron la razón a vecinos de la zona.

«Lamentablemente, en el momento en el que estamos, es difícil imaginar una solución mágica que pueda reposicionarnos en poquísimo tiempo», ha señalado la ministra en declaraciones a los medios al término de la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente, en la que se ha reunido con los consejeros del ramo de todas las comunidades autónomas.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Resolver la depuración de aguas, «superurgencia» para ministerio de Ribera