4.000 firmas piden que se cancelen las clases de toreo para niños de Gijón

La campaña de recogida se inició hace cuatro días y aspira a conseguir las 11.000 que hace cuatro años motivaron la suspensión de una actividad similar en la playa de San Lorenzo


Gijón

Más de 4.000 firmas, dirigidas al Ayuntamiento de Gijón, en solo cuatro días para conseguir que se cancelen las clases de toreo para niños programadas en la plaza de toros de El Bibio de Gijón el próximo sábado 11 de agosto. Estas actividades, abiertas a niños hasta los 14 años y que forman parte de un programa impulsado desde 2017 por la Fundación Víctor Barrio bajo el lema La tauromaquia, más que defenderla, hay que enseñarla, también se complementan con un sorteo de entradas para la corrida de ese mismo día, de manera que una treintena de menores asistan de forma gratuita. 

Hace cuatro días, se abría en la plataforma change.org una petición para pedir la cancelación de estas clases de toreo que se están promocionando bajo el eslogan Ven y diviértete. En la petición, se recuerda que «enseñar a mutilar y maltratar animales» va en contra del dictamen con el que el Comité de los Derechos del Niño de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se pronunciaba en 2014 en contra de que los niños, niñas y adolescentes menores de 18 años participasen y asistiesen a eventos taurinos, al considerar que son una actividad violenta perjudicial para el niño. 

Niños expuestos a violencia

A principios de este año, además, se instaba expresamente a España a que protegiera a los menores en ese sentido. «La tauromaquia supone una extrema violencia para la infancia. Debería prohibirse para todos los niños menores de 18 años. No solo los niños toreros, sino también aquellos que asisten como espectadores. En el Comité estamos muy preocupados por proteger a los niños de estar expuestos a dicha violencia. Y esperamos que el Gobierno de España y de sus diferentes comunidades prohiban su participación en actividades taurinas», aseguraba uno de los miembros del Comité de los Derechos del Niño, Gehad Madi, en el encuentro en el que se pidieron explicaciones al Gobierno de España sobre las medidas que se estaban adoptando al respecto. 

Así las cosas, los impulsores de la recogida de firmas contra las clases de torero que se han programado en Gijón insisten en que «hay que proteger a la infancia de este tipo de enseñanzas agresivas y violentas hacia los animales» y que, pese a ese eslógan de Ven y diviértete, invitan a «disfrutar del sufrimiento animal». También recuerdan que en 2014 ya se había intentado realizar una actividad similar en la playa de San Lorenzo y que, gracias a la recogida de unas 11.000 firmas también en change.org, el Ayuntamiento de Gijón decidía suspenderla aunque estas clases de toreo dirigidas a menores se han celebrado en otras ediciones de la feria taurina de la ciudad.

«Los niños tienen muchas cosas para divertirse sin tener que llegar a hacerlo realizando carnicería», «hay que concienciar a los niños a querer a los animales y no a maltratarlos y matarlos» o «no se puede educar a los niños diciendo que la tortura y el sufrimiento de un ser vivo es un arte, no se les puede adiestrar en la tortura» son algunas de las razones esgrimidas por quienes han secundado esta petición.

Asimismo, la asociación Anadel ha vuelto a convocar este año una nueva manifestación contra las corridas de toros en Gijón que tendrá lugar el domingo, 12 de agosto, con salida a las 16.30 horas de la plazuela de San Miguel para llegar hasta la plaza de toros.

IU exige para la «violencia» taurina el mismo rechazo oficial que para la deportiva

J. C. G.

El grupo municipal rechaza que se use El Bibio para actividades de promoción de la tauromaquia entre los más pequeños en «una ciudad que rechaza todas las violencias»

Con la proximidad de los festejos taurinos de la Semana Grande de Begoña reaparecen las controversias en torno a la tauromaquia. La primera de este año, en torno a la propuesta de la empresa adjudicataria de El Bibio, Circuitos Taurinos, y la Fundación Víctor Barrio para desarrollar en el coso gijonés actividades dirigidas al público infantil con objeto de «fomentar los valores del toreo»; algo a lo que se opone de plano el grupo municipal de Izquierda Unida en el ayuntamiento de Gijón. Ante las declaraciones de la Fundación Víctor Barrio proclamando que la tauromaquia «más que defenderla, hay que enseñarla», IU replica que «ni se defiende ni se enseña»: «Lo hay que hacer es abolirla». La coalición, que considera «éticamente indefendible basar un espectáculo en el maltrato animal», ha apelado a las reiteradas declaraciones municipales contra la violencia en el deporte o la exhibida en incidentes de grupos ultras para pedir que se muestre la misma actitud con la que, en su opinión, encierra también el espectáculo taurino.

Seguir leyendo

Valora este artículo

1 votos
Tags
Comentarios

4.000 firmas piden que se cancelen las clases de toreo para niños de Gijón