El Plan General de Ordenación, listo para su aprobación en el pleno a primeros de 2019

La CUOTA da luz verde al documento que acabará con una década de provisionalidad en el urbanismo gijonés en una sesión que remata «un acontecimiento esperado», según Fernando Lastra

Documento del PGO de Gijón
Documento del PGO de Gijón

Gijón

Gijón podría tener, al fin, nuevo Plan General de Ordenación (PGO) el próximo enero, o en febrero como muy tarde. El pleno municipal de uno de los dos primeros meses del año tendrá en su orden del día el trámite de aprobación definitiva del documento clave para el urbanismo local después de una década de parálisis y un lustro de accidentadas idas y venidas legales y políticas para el planeamiento. Otro pleno, el de la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio del Principado de Asturias (CUOTA) ha dado hoy finalmente su aprobación al informe sobre la revisión del PGO: «un acontecimiento esperado por Gijón» según ha expresado el consejero de Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Fernando Lastra, en declaraciones recogidas por EFE al término de una sesión a la que han asistido la alcaldesa de la ciudad, Carmen Moriyón, y su teniente de alcalde, Fernando Couto. 

Ahora se trata de que, previa inclusión en el Plan de algunos pulimentos respecto a cuestiones de normativa, los grupos municipales plasmen definitivamente con su respaldo en el pleno el trabajoso consenso que respaldó un documento que ha tenido que atravesar dos periodos de información pública, y que -ha destacado Lastra- aportará «seguridad jurídica» y fomentará el desarrollo económico en el concejo.  Lastra ha destacado también que la tramitación de un Plan General de Ordenación es un asunto «farragoso» y «complejo» que debe contar con el acuerdo mayoritario de la Corporación municipal y también de los sectores sociales.

El informe da cobertura jurídica al desarrollo de más de 150 ámbitos de suelo urbano no consolidado, en su mayor parte provenientes del Plan General de 1999, que posibilitarán la construcción de 15.386 nuevas viviendas. Se clasifican siete sectores de suelo urbanizable, con una superficie conjunta de 1,373.728 metros cuadrados, a los que se deben añadir las actuaciones concertadas ya aprobadas que se clasifican como suelo urbanizable: Zalia y Ecojove. De los nuevos sectores delimitados, cuatro se destinan a usos residenciales, situados todos ellos en la parte este del municipio, con una superficie de 1,014.391 metros cuadrados.

La comisión ha considerado que el plan revisado cumple ampliamente la reserva legal exigida, por la que el 30% de las 738 nuevas viviendas que se construirán deben estar sometidas a algún régimen de protección pública.

Las observaciones realizadas están fundamentadas en criterios de legalidad o interés supramunicipal, pero no implican alteraciones del modelo territorial propuesto por el Ayuntamiento de Gijón y deberán ser subsanadas e incorporadas en la aprobación definitiva del documento.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

El Plan General de Ordenación, listo para su aprobación en el pleno a primeros de 2019