«No me siento ni desautorizado ni desanimado; me voy porque es el final de un ciclo vital»

J. C. Gea GIJÓN

GIJÓN

Mario Suárez del Fueyo
Mario Suárez del Fueyo

Mario Suárez del Fueyo, secretario general de Podemos y portavoz de XsP, desvincula su decisión de renunciar a repetir como cabeza de lista e incluso concejal de las crisis en el grupo municipal y el partido

26 ene 2019 . Actualizado a las 12:47 h.

Hace un par de semanas, inmediatamente después de la última crisis abierta en el seno del grupo municipal de Xixón Sí Puede tras la dimisión del segundo de sus seis concejales en medio año, Mario Suárez del Fueyo anunciaba unos días de reflexión. Lo que deseaba meditar era su concurrencia a las primarias de Podemos Xixón como cabeza de lista para serlo, a su vez, de la que la formación morada presentará a las elecciones municipales del 26-M. El pasado fin de semana, el secretario general de Podemos Xixón y portavoz municipal se preinscribía para las primarias junto con otros 25 militantes repartidos en dos listas: la agrupada en torno a su corriente y la encabezada por la diputada autonómica Rosa Espiño. Y, finalmente, esta mañana, en dos tiempos, Suárez del Fueyo anunciaba, primero, que la coportavoz del partido en Gijón, Yolanda Huergo, sería cabeza de lista, y unos minutos después, en rueda de prensa de urgencia, que renunciaba incluso a aspirar a una concejalía. Que, en definitiva y contra todo pronóstico, dejaba la «primera línea» de la política municipal después de la inédita y finalmente convulsa experiencia de XsP en la corporación que enfila estos meses su final.

La decisión de quien ha sido el rostro más visible de la marca morada en Gijón se produce después de un periodo de creciente contestación, tanto dentro del grupo municipal como en el seno de los órganos políticos de Podemos Xixón, a pesar del respaldo que le permitió revalidar su cargo como secretario general el pasado verano, y también del abandono de la Candidatura de Unidad Popular Xixón Sí Puede de Equo. Sin embargo, horas después de este giro inesperado, Mario Suárez del Fueyo asegura que solo responde a una circunstancia personal. El cierre de un ciclo biográfico.

-¿Por qué la decisión? ¿Qué es lo que más ha pesado en ella?

-Es un conjunto de cosas, partiendo del hecho de que uno no es un profesional de la política, sino que viene a hacer un servicio público. Yo entiendo la política, o el estar en las instituciones, como una continuidad del trabajo que venía haciendo en su momento en el sindicato, después en diferentes movimientos sociales, luego en el movimiento por la escuela pública y en la gestión de un centro escolar en la ciudad. Esto ha sido una experiencia en continuidad con todo eso. Durante estos cuatro años he ido viendo cosas que se pueden hacer, otras que no; y al final valoras y ves que tu bagaje llega a un punto en el que es más conveniente que otra gente haga esa tarea. Han sido cuatro años de una intensidad suprema. Todo el mundo es consciente de que yo he trabajado por esta ciudad más de diez horas diarias, pero creo que es el momento de dejar paso al resto de la gente.